Con presencia de la CIRT, organizaciones internacionales lanzan defensa de las libertades de expresión e información

Comparte esta nota

Con la participación de la delegación mexicana, la Asociación Internacional de Radiodifusión y la Sociedad Interamericana de Periodismo suscribieron la Declaración de Washington. En donde manifiestan la defensa conjunta de las libertades de expresión y de información, para lo que presentaron una serie de postulados.

En el marco de la 48 Asamblea de la AIR celebrada en la capital de Estados Unidos, la delegación mexicana, encabezada por José Antonio González Herrera, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión, participó en la declaración que plantea “expandir a todas las regiones el ideario de libertad que durante décadas han impulsado en las tres Américas”.

Postura que concuerda con las labores de la SIP. Que ayer anunció reuniones con legisladores del Congreso estadounidense para discutir el comportamiento de la libertad de prensa en las distintas regiones de América. Refiriéndose particularmente a los casos de persecución, represión y violencia en Cuba, Venezuela, Nicaragua y México.

El documento expresa que la libertad de expresión y el derecho a la información, en línea o no, deben ser ejercidos y asegurados sin menoscabo a la operación y a la libertad de los medios de comunicación formalmente establecidos en cada país. Pidiendo garantías de visibilidad, sustentabilidad, independencia y pluralismo.

Señalando que los gobiernos debe establecer y promover las condiciones legales para que medios nacionales y locales puedan prosperar en la nueva era digital. Así como que instrumentos internacionales y legislaciones locales sobre derechos de autor deben establecer mecanismos eficaces de protección contra el uso sin autorización y sin retribución justa.

En los primeros cuatro puntos de la declaración, las organizaciones y sus miembros también renuevan su adhesión a la Doctrina de Panamá de Libertad de Expresión suscrita por primera vez en 1952, al Acuerdo de Caracas de 1973, a la Declaración de Saõ Paulo de 1991 y a la posición conjunta ante la Sociedad de la Información suscrita en 1992.

Salir de la versión móvil