El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) criticó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por discutir la posible anulación de la prisión preventiva oficiosa para quienes cometen delitos fiscales. Adelantando que seguirá denunciando el tema para ejercer la fuerza de la opinión pública en este y otros temas relativos al Poder Judicial.

“Discutiendo para que no haya prisión preventiva a los defraudadores fiscales. ¿Cómo van a estar protegiendo a factureros y quienes se hicieron inmensamente ricos? ¿Vamos a seguir con lo mismo, que surgió hace 15 años, el uso de facturas falsas? Que era un descaro tremendo y ahora que es delito grave, lo quieren quitar”, criticó en su conferencia matutina.

Esto siendo que hoy jueves 24 de noviembre se reanudará la discusión iniciada el pasado martes en el Pleno de la Suprema Corte sobre el proyecto presentado por el ministro Luis María Aguilar. El cual plantea que la prisión preventiva debe ser justificada por los jueces para su dictamen, así como contempla retirar los delitos fiscales de los que ameritan esta medida.

Al ser cuestionado sobre si proyecta el avance de este proyecto, el primer mandatario respondió que “no, porque aquí lo vamos a denunciar. Cómo van a ser los ministros, magistrados, jueces defensores de delincuentes de cuello blanco, cómo va a ser el dinero el que predomine y no la justicia”. Si bien hizo hincapié en que él no puede meterse en los fallos del máximo tribunal.

Lee también: Prisión preventiva: el partido definitorio en la Corte

“Vamos a seguir tratando el tema, la fuerza de la opinión pública es un poder, todo lo que hacemos. Antes hacían lo que querían porque la gente ni se enteraba, no se sabía quiénes eran los jueces, quiénes eran los magistrados, quienes eran los ministros. Todo era casi en la clandestinidad”, adelantó López Obrador respecto a este tema.

De igual manera, acusó que “donde sigue habiendo notoriamente más impunidad, protección, es en el caso del Poder Judicial para liberar a personas que cometen delitos y que, al final, resultan inocentes y los liberan porque se integró mal la averiguación o por cualquier excusa, cualquier pretexto. Resulta que se vuelven muy legalistas”.