La Asociación Mexicana de la Lucha Contra el Cáncer tiene cuatro programas estratégicos: educación, prevención y detección temprana, apoyo a pacientes e incidencia en políticas públicas.

El año de aislamiento de Alma Cristina García García terminó con una fiesta en su casa. Su grupo de la secundaria fue a verla y le llevó cartas, carteles, comida, entre otras muestras de cariño.

Después de estar aislada, la adolescente pedía a su doctora que sus quimioterapias fueran el viernes para que el sábado pudiera asistir a las fiestas de XV años de sus amigas, hasta que fue la suya. “Una familia unida y llena de amor es un lujo difícil de conseguir”, publicó una fotografía con su mamá, papá, hermana y hermano.

Otro de los momentos significativos en la vida de Alma Cristina fue cuando la dieron de alta. Leía el documento y se convencía de que haber librado la leucemia tenía que valer la pena.

“Fue una felicidad muy grande porque yo ya estaba esperando a mi primera niña. Yo me embarazo a los 19 años, cumplí 20 y a los tres días di a luz”, cuenta acerca del proceso de alto riesgo que vivió con anemia, debido a las secuelas del tratamiento.

Ahora tiene siete meses de embarazo, está esperando a su segundo bebé y se siente convencida de que no va a vivir con temor a recaer.

El caso de Alma Cristina refleja uno de  los lemas de la Asociación Mexicana de la Lucha Contra el Cáncer (AMLCC): ​​“Detectado a tiempo, el cáncer puede ser curable”. Esta organización de 1972 tiene cuatro programas estratégicos: educación, prevención y detección temprana, apoyo a pacientes e incidencia en políticas públicas.

En el caso de los cánceres hematológicos, la campaña “Súmate a la vida” forma parte del programa de educación. Sobre prevención y detección temprana, la AMLCC promueve una biometría hemática.

“Con un estudio de sangre se puede encontrar el primer indicio de que algo está mal. Una biometría hemática debería ser obligatoria una vez al año para descubrir estas enfermedades en una etapa muy temprana. Estamos promoviéndola y realizando una alianza  con un laboratorio para que, si encontraran algo, tengan la facilidad de referirlo con un hematólogo”, adelanta Mayra Galindo, directora general de la AMLCC, en entrevista con Reporte Índigo. 

La asociación que dirige Mayra Galindo también ofrece apoyo psicológico y tanatológico gratuito y virtual. El próximo viernes 30 de septiembre habrá una sesión para aprender herramientas para mejorar la calidad de vida.

“Iniciamos un taller que se llama Conversaciones con sentido, que es para pacientes recién diagnosticados, de cinco horas”, añade.

En cuanto a política pública, la AMLCC impulsa una ley que retome pendientes como el Plan y el Registro Nacional del Cáncer.

“Buscamos que el tratamiento sea estandarizado para todas las personas, que todas tengan la misma oportunidad, los mismos medicamentos y los mismos protocolos”, expresa.

Para Alma Cristina, para la AMLCC, el cáncer no es sinónimo de muerte; hay que sumarse a la vida.

El viernes 30 de septiembre la AMLCC tendrá una sesión de Conversaciones con sentido, un taller para pacientes recién diagnosticados

Te puede interesar:

Día Mundial de la Leucemia, conoce la historia de Alma Cristina, sobreviviente de este cáncer en la sangre

Día Mundial de la Leucemia ¿qué es y cómo se clasifica?

Leucemia: la importancia del apoyo familiar para superar este cáncer en la sangre