En Chile los resultados de la evaluación incide directamente en el ingreso, permanencia y promoción de los maestros. Los mejor evaluados reciben incentivos cuba


Australia concentra reportes de todos los actores del proceso educativo y en base a los resultados se definen líneas de capacitación


En Corea del Sur los directores evalúan directamente a los maestros, y los alumnos y padres de familia lo hacen mediante encuestas. Los mejor calificados reciben incentivos


En Holanda los docentes son evaluados por el director de la escuela, y de eso depende que obtengan un mejor ingreso económico

En México, la Reforma Educativa ha provocado todo tipo de protestas y manifestaciones desde que se discutía en el Congreso de la Unión.

Las protestas, incluso, han tomado la vida de al menos una decena de personas en Oaxaca.

Un sector del gremio magisterial ha criticado que se trata de una reforma laboral para los maestros y no un cambio estructural al modelo educativo.

Los principales focos de protesta se han situado en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, donde la disidencia magisterial ha realizado innumerables protestas contra el esquema de evaluación.

En otros países, empero, también se aplican modelos de evaluación a los profesores, aunque siguiendo otros lineamientos.

Un estudio del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, analiza cómo es la evaluación en otros países y su forma de aplicación, además del caso mexicano.

México

En el país, el modelo de evaluación define los pasos de la carrera magisterial de todos los docentes en activo.

“El sistema de evaluación docente instituido por la reforma de 2013 es uno de los de más alto impacto en el mundo porque determina cada paso de la trayectoria laboral de maestras y maestros que trabajan en la educación obligatoria, alrededor de 1.3 millones en el sistema de sostenimiento público.

“Es único por su pretensión de evaluar de manera totalmente externa, sin participación de las autoridades escolares, a cada profesor(a) del inmenso sistema educativo mexicano”, expone el Belisario Domínguez.

La idea de la evaluación educativa es que el ingreso, la permanencia y la promoción de los docentes en el sistema, dependa directamente de los resultados.

Sin embargo, aunque en la reforma original se contemplaban elementos como entrevistas con los padres o los directores para fortalecer la evaluación de cada maestro; todo se funda en un plan de clase –que debe presentarse en línea-; un examen de opción múltiple; y un expediente de trabajos de alumnos y un escrito de su experiencia y su contexto social.

Depender totalmente de los resultados de la evaluación para mantener un puesto de trabajo, además de la imposibilidad de tener beneficios como la asignación automática de una plaza al salir de la Escuela Normal; la venta o herencia de plazas; tener múltiples plazas en distintas escuelas; o ser despedidos si no se aprueba el examen en un tercer intento, son algunos de los elementos que han provocado las protestas de los grupos disidentes.

Estados Unidos

Al igual que en México, en algunos distritos de Estados Unidos se aplica la evaluación para definir los movimientos de la carrera de un profesor.

El método de evaluación, sin embargo, implica a más actores que solo el propio maestro y un examen. Ahí, quien determina el avance de un docente, son sus alumnos.

En el país del norte, se realizan observaciones frecuentes en el aula por parte de directores y otros administradores; se hacen evaluaciones a los alumnos y se les aplica una encuesta estudiantil sobre la enseñanza en el aula y en la escuela en general.

Al concluir la evaluación, se publican listados con los resultados de los alumnos y los datos de los maestros con los que trabajan.

Con base en esta información se determina el salario de los profesores; quienes tienen estudiantes con resultados bajos, son cesados.

Algunos críticos, sin embargo, han señalado que este modelo de evaluación ha provocado problemas como que los padres cambian a sus hijos a escuelas con mejores resultados; se ha tenido una tendencia social a excluir a los estudiantes con bajos resultados; la enseñanza en el aula se concentra en preparar a los alumnos para el examen.

Además, los maestros mejor evaluados buscan moverse a las escuelas con mejor nivel socioeconómico –donde los niños tienen mejores resultados- para tener un mayor ingreso; así, se deja de lado a las escuelas donde se necesita más apoyo estatal y federal.

Inglaterra

En el país europeo la evaluación sí tiene impacto sobre los pasos de la carrera profesional de los maestros, además de que se busca fortalecer las capacidades del sistema educativo.

Ahí, un equipo externo evalúa a la escuela in situ, para elaborar reportes como resultado de la observación directa. Además, los directores evalúan a los maestros “con base en lineamientos comunes, pero flexibles”.

Consecuencia de la evaluación, se otorgan incentivos a los docentes; además de que se arma un expediente de cada profesor. Los resultados deficientes en la evaluación pueden impactar en la posibilidad de cambiar a otro centro escolar; el monto de la jubilación; o hasta determinar su despido.

Australia

En el país de Oceanía, los maestros son evaluados para su ingreso al sistema educativo y las promociones en la carrera magisterial.

Empero, no se aplica un examen a los docentes; la evaluación consiste en concentrar reportes generados por todos los actores del proceso educativo.

Con base en los resultados de la evaluación, solo se definen líneas de capacitación, no la permanencia de los maestros en el sistema.

Chile

El modelo de Chile es el más parecido al mexicano.

En este país, la evaluación también incide directamente sobre los movimientos de ingreso, permanencia y promoción de los docentes; además de que sus resultados sirven para fortalecer las capacidades profesionales de los maestros.

Se aplica una prueba para evaluar los conocimientos disciplinarios y se arma un portafolio con evidencias sobre competencias pedagógicas.

Al igual que en México, en Chile se otorgan incentivos a los maestros mejor evaluados y, tras dos procesos de certificación fallidos, se les cesa de su labor.

Cuba

En la isla, el personal directivo de la escuela evalúa a los docentes en tres momentos: para hacer un diagnóstico y obtener un siguiente grado; para planificar acciones de mejoramiento; y al concluir el ciclo escolar, que define el plan de mejoramiento o desarrollo profesional que se acuerda entre ambas partes.

En la evaluación docente participan los alumnos, el rector, el sindicato y maestros de mayor prestigio. Si no está de acuerdo con el resultado, el maestro puede presentar una autoevaluación para explicar sus logros y dificultades.

A quienes obtengan buenos resultados se les otorgan bonos; y quienes no tienen buenos resultados, pueden recalificarse.

Holanda

En este país los docentes son evaluados por el director de la escuela, sin que haya establecidos lineamientos centrales.

La evaluación es importante para obtener un mejor ingreso económico. Sobre quienes obtienen bajos resultados, se intensifica el control y el monitoreo por parte de la supervisión escolar.

Corea del Norte

En ese país la evaluación se realiza con base en el desempeño de los alumnos. Los directores evalúan a los maestros, pero también consultan a los alumnos y a los padres de familia, mediante encuestas. No hay indicadores que regulen la evaluación.

A los maestros que tienen mejores resultados, se les otorgan incentivos; la evaluación sirve también para definir líneas de capacitación para los maestros.