Este miércoles, las autoridades de Nuevo León dieron a conocer que el multihomicida de Juárez fue hallado comiendo croquetas para perro desesperadamente antes de que lo detuvieran por el asesinato de su familia.

De acuerdo con fuentes policíacas, el hecho de comprar unas croquetas y devorarlas saliendo de una tienda OXXO fue la clave para que la policía del municipio de San Pedro Garza García lo pudiera capturar.

Y es que los policías detectaron al presunto homicida, sin conocer los hechos, el domingo a las 18:00 horas debido a que arribaron al OXXO de La Leona, en la avenida Díaz Ordaz a unos 300 metros con Corregidora.

Los policías se percataron que el joven compró unas croquetas para perro e, inmediatamente y con desesperación, comenzó a devorarlas por lo que los uniformados comenzaron a interrogarlo.

“A los elementos se les hizo extraño que saliera de la tienda y abriera las croquetas y se las empezara a comer, por eso lo interrogaron y el chavo terminó confesando lo que había hecho”, dijo una fuente.

Fue en ese momento que el hombre confesó el multihomicidio, no sin antes tratar de escapar al discutir con ellos.

Por ello es que se coordinaron con la Policía de Juárez y la Agencia Estatal de Investigaciones, y finalmente se confirmó la tragedia.

La Fiscalía General de Justicia reveló que fue durante la noche del sábado y madrugada de domingo, cuando Brandon, de 23 años, atacó con un cuchillo a su madre, padrastro, esposa e hijas, a quienes les causó diversas heridas que les provocó la muerte.

El joven acababa de salir de un centro de rehabilitación en Juárez, incluso su madre y padrastro fueron por él sin imaginarse lo que les esperaba.

Brandon ya está siendo procesado por los delitos de feminicidio múltiple y homicidio calificado.

Puedes leer: Multihomicidio: hombre asesina a su esposa, dos hijas y suegros en Juárez, Nuevo León