¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Combinación de islas, historia y seguridad, éxito de los destinos turísticos de BCS

Indigo Staff

El gobernador Carlos Mendoza entregó las instalaciones de la Comisaría de la Polícia Estatal Preventiva en el municipio de Loreto


Sep 1, 2020
Lectura 3 min
portada post

Durante un recorrido por las nuevas instalaciones de la Comisaría de la Policía Estatal Preventiva (PEP) en el antiguo Centro de Reinserción Social de Loreto, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis destacó que, mientras este municipio siga siendo un lugar de remanso de paz y tranquilidad, además de sus bellezas naturales como islas, mares y su historia, además de la presencia de las fuerzas de seguridad, ayudará a que “vengan a visitarlo más turistas”.

 

“Lo primero que debemos asegurar en nuestros destinos turísticos son los entornos de seguridad y paz para las familias locales y sus visitantes”, expresó el Ejecutivo del estado al comentar que, sin duda alguna, el beneficio es la presencia permanente de la PEP, quien tiene un lugar permanente en el norte del estado, en este caso, en el municipio de Loreto.

 

En la visita a este edificio estuvo acompañado por la alcaldesa, Arely Arce Peralta, y los titulares de las secretarías de Planeación Urbana, Infraestructura y Movilidad, Genaro Ruíz, y del subsecretario de Seguridad Pública, Marco Antonio Montoya Gómez, el gobernador expuso que, gracias a esta infraestructura, este Pueblo Mágico cuenta ahora con más elementos activos para salvaguardar este territorio.

 

Mendoza Davis recordó que el extinto centro penitenciario fue cerrado porque tenía pocos internos, mismos que se trasladaron a otros penales por un tema de eficiencia. “Ahora ya no hay internos, sino policías para prevenir que no haya comisión de delitos”. 

 

La Comisaría tiene capacidad para albergar hasta 50 elementos policíacos, quienes atenderán el fenómeno delictivo y las investigaciones en esta zona y en el resto del norte de la entidad, en tanto se concreta una oficina similar en Mulegé.

 

La obra requirió una inversión de más de 5 millones de pesos y consistió en la rehabilitación de 560 metros cuadrados de las diferentes áreas de lo que fue el Cereso. Hoy, el lugar consta de seis recámaras con capacidad para cuatro agentes cada una, y una más para el respectivo comandante.

 

Asimismo, cuenta con cocina, bodega de alimentos, comedor, cuarto de armas, oficina de comandancia, área de monitoreo y de control site, área común con techumbre interior, techumbre exterior con lavaderos, caseta de vigilancia, renovadas instalaciones eléctricas e hidrosanitarias, y andadores de comunicación.

Comentarios