3,600

millones de pesos para construir la Plataforma México


Los recursos pertenecen a la partida 3205 de “arrendamiento de vehículos y equipo para la ejecución de programas de Seguridad Pública”


El empresario, cercano a Marcelo Ebrard y ahora a Miguel Ángel Mancera, tiene una mina de oro en el DF

Hay seres que todo lo ven, todo lo mueven y todo lo saben. 

Así es el caso de Carlos Slim, quien a través de sus contratos en comunicaciones y seguridad, podría tener toda la información, y también todo el control del DF y de la Nación. Además de una buena parte del presupuesto con el pago de millonarios contratos como proveedor privilegiado de una de las ciudades más pobladas del mundo.

Y es que los alcances del empresario, considerado el más rico del mundo, parecen no tener fin.

Durante varios años ha logrado construir un conglomerado de negocios que puede ofrecer desde cámaras para guardar la imagen de todo lo que se mueve en las delegaciones de la capital, hasta el arrendamiento de vehículos blindados y  equipados con sistema de patrullaje y comunicación.

Y los contratos siguen llegando y son multianuales. 

Esta vez, otra de sus empresas obtuvo, desde el gobierno de Ebrard para trascender al de Mancera, un contrato por más de mil millones de pesos por el arrendamiento de mil vehículos y mil motocicletas para patrullar las calles de las delegaciones. 

El millonario acuerdo fue signado por funcionarios que continuaron en el mismo gobierno, por el mismo partido: Darío Chacón Montejo y Luis Rosales Gamboa, ambos en el organigrama actual de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF).

El contrato fue entregado a Inbursa, empresa del conglomerado de Slim ya que, dicen: “fue quien presentó las mejores condiciones en cuanto a precio y oportunidad para la Secretaría”.

Sin embargo, otras empresas que estuvieron interesadas manifestaron su inconformidad por las múltiples  “dudas” que generaba dicha licitación debido a que las especificaciones los dejaba con escaso margen para ganar el contrato.

Cuando aquella licitación se hizo pública, otras muchas empresas estuvieron interesadas como Yamaha Motor de México S.A de C.V; Telecomunicación Sistematizada S.A de C.V; Abastecedora Mayoristas en Equipo de Emergencia S.A de C.V; Bando del Bajío S.A; Mifel 3 S.A de C.V; Automundo S.A de C.V y también IXE Automotriz S.A de C.V.

Todas fueron rebasadas por la propuesta que presentó y se llevó Inbursa, según lo decidió el gobierno del DF.

Los recursos se tomaron de la partida 3205 de “arrendamiento de vehículos y equipo para la ejecución de programas de Seguridad Pública”.

El total de la renta durante los tres años arroja un total de mil 281 millones 977 mil 712 pesos del contrato. 

Se desglosan así: 800 vehículos tipo sedán por 705 millones 801 mil 600 pesos; 184 millones 680 mil pesos más por la renta de 180 camionetas y 34 millones 344 mil por camionetas blindadas que usan los mandos policiacos y 257 millones por el equipo, mantenimiento, y motocicletas para patrullar. 

Así Carlos Slim se ha posicionado en el centro de el flujo de la información relacionada con la seguridad no solo en la capital sino en todo el país.

Y es que sus empresas también instalaron los sistemas de cómputo para el banco de datos de Plataforma México, la integración de toda la información relativa a seguridad, en el país.  

Es por eso que el hombre mas rico del mundo está convertido hoy en un pulpo cuyos tentáculos penetran en todos los dobleces de la seguridad nacional. 

Un comandante, sin jerarquía, aunque con el poder que da la posesión de toda la información.

Bien equipados, y comunicados

En las cláusulas del contrato de arrendamiento con Inbursa, en poder de Reporte Índigo, se especifica que los 800 vehículos tipo Sedan 2010, tienen equipo de radiocomunicación y señalización visual y acústica.

Además 180 vehículos tipo pick up, doble cabina  y 20 más con un blindaje nivel III, de igual manera equipados y balizados como patrullas, cuentan con equipo de radio comunicación y señalización visual.

En la partida tres aparecen las mil motocicletas equipadas. Todos los anteriores con un mantenimiento preventivo incluido por un período de tres años.

La forma de pago que estipula el convenio entre Inbursa y la SSPDF, es mensual desde el 1 de enero de 2011 hasta el próximo 31 de diciembre de 2013.

Dichas patrullas fueron entregadas en las instalaciones del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica CIITEG del Instituto Politécnico Nacional (IPN) donde pasaron un filtro para luego ser entregadas en la Dirección de Transportes de la SSPDF en la calle de Cecilio Robelo número 9; colonia Aeronáutica Militar, delegación Venustiano Carranza.

Muy cerca de donde opera el C4i4 que también equipó mediante la venta de cámaras y equipo de cómputo la empresa Teléfonos de México de Carlos Slim, de cuyo contrato se habló extensamente en de la edición “Big Slim Brother” de Reporte Índigo la semana pasada.

Con dicho contrato, Carlos Slim ingresó a las entrañas de los sistemas de seguridad pública de la capital del país. No en vano, la SSPDF destacó en una de las cláusulas el tema de la “confidencialidad”.

“Para llevar a cabo el objeto del presente contrato, la Secretaría transmitirá a el arrendador información y documentación confidencial, que podrá ser visual, escrita, grabada en medios magnéticos o cualquier forma de comunicación y transmisión”, estipula el documento.

En otro apartado especifica: “El arrendador se obliga a utilizar la información confidencial que le proporcione la Secretaría, únicamente para propósitos de alcanzar plenamente el objetivo de este contrato, tomando en cuenta las precauciones y medidas necesarias y apropiadas para mantener sin revelar a terceros la información confidencial propiedad de la Secretaría”.

En ese momento desempeñaba el cargo de Secretario de Seguridad Pública del DF, Manuel Mondragón y Kalb, actual comisionado de Seguridad Nacional del gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto.

Como titular de la SSPDF fue que el mismo Mondragón, como parte del equipo de Ebrard, quien entregó a Carlos Slim el contrato para el proyecto “Ciudad Segura” para la instalación de cámaras en la Capital.

El empresario de la seguridad nacional

El magnate controla hasta tal punto la seguridad de la capital mexicana que incluso renta al GDF desde 2011 mil vehículos y motocicletas para la policía por mil 281 millones de pesos

Con la entrega de millonarios contratos en dólares, Marcelo Ebrard Casaubón le abrió la puerta al magnate mexicano Carlos Slim Helú para ingresar a temas clave de seguridad en su gobierno.

La instalación de cámaras significó uno de los proyectos más ambiciosos en materia de seguridad pública y pretendía blindar la capital con ojos electrónicos.

Cada una de las cámaras costo 4 mil 403 dólares, según el precio unitario de cada equipo, como lo dio a Conocer el Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana del gobierno capitalino.

Sin embargo este mismo centro restringió la información que hablan de los modelos específicos de las cámaras de video que fueron compradas a Teléfonos de México S.A.B de C.V, por lapso de siete años a partir de 2011.

Este contrato sumó 459 millones 431 mil 428 dólares.

El argumento oficial para clasificar como información reservada fue que la divulgación del modelo exacto de las cámaras Samsung y Pelco, instaladas en la capital, “pondría en riesgo las medidas implementadas en este proyecto relacionadas con la prevención y persecución del delito”.

De acuerdo con lo anterior “dado que pudiera ser utilizada para potencializar una amenaza a la seguridad nacional o del Distrito Federal, en virtud de que se estaría brindando una información que mal empleada, en su momento, podría general ventajas a la delincuencia y nulificar la prevención del delito”.

No obstante las recientes ejecuciones o actos vandálicos no han permitido a la policía preventiva o de investigación ubicar, mediante las imágenes obtenidas por las cámaras, a los responsables.

En ese sentido aún existen muchos claroscuros respecto a qué zonas de la capital están vigiladas por cámaras.

“Toda la información relativa a la ubicación de las cámaras de video vigilancia para cada una de las delegaciones del Distrito Federal fue reservada mediante la sesión extraordinaria del 5 de diciembre de 2012”, subraya la autoridad.

García Luna 
y Plataforma México  

Mientras adquiría contratos en el DF, otro personaje polémico hizo lo propio a nivel federal, Genaro García Luna a través de Plataforma México, invirtió 3 mil 600 millones para construirla. 

El concepto de telecomunicaciones y sistemas de información integró todas las bases de datos relativas a seguridad pública del país y fue concesionado a las empresas de Slim.

La millonaria inversión aseguraba que los policías de los estados podrían acceder a una red con información de mandamientos judiciales vigentes, vehículos robados, fichas criminales, armamento, población penitenciaria, armamento y personal de seguridad pública, entre otros.

La creación de Plataforma México fue a través de un exempleado de Slim, Francisco Niembro González y apuntaló al magnate de la telefonía como el amo y señor de la información de seguridad nacional del país.

Contratos con Mancera

A poco menos de ocho meses de que el millonario contrato por la renta de los vehículos y motos equipados como patrullas está por terminar, al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera Espinosa le toca decidir si este modelo de renta que uso su antecesor conviene al GDF y lo renueva. 

También tomará la decisión si el nuevo convenio será con Carlos Slim, quien en su papel de inversionista no pierde de vista que el gobierno capitalino es una fuente inagotable de negocios a través de sus múltiples empresas, como quedó demostrado en los casos de Telmex e Inbursa, sin contar los múltiples proyectos que promocionan como filantrópicos, en los que está  involucrado su nombre.

La decisión le correspondería a Jesús Rodríguez Almeida como secretario de Seguridad Pública local, pero quien dará luz verde para cancelar o continuar dicho programa corresponde a Mancera Espinosa, a quien se le ha visto con el magnate en eventos.

Por lo pronto los contratos están vigentes y las empresas de Slim controlan la seguridad, y los datos, de todas las delegaciones del DF y a nivel nacional a través de Plataforma México, banco de datos decisivo en la información de cada uno de los estados y municipios de México.