Colectivos artísticos convocados por Colectivo Traffico emprendieron el proyecto “Heroínas y Próceres. Hombres y Mujeres Rebeldes de Latinoamérica” en la Ciudad de México para fortalecer la memoria histórica latinoamericana en localidades marginadas.

En la Plaza de la Concepción, a metros del célebre Garibaldi, hay un depósito de basura de la alcaldía Cuauhtémoc por donde a diario pasan vecinos y personas en situación de calle.

Ahí, está en elaboración el primero de los tres murales del artista Kalaka que retratarán a los primeros tres grandes héroes y próceres del México Prehispánico y de Mesoamérica.

Colectivo Traffico trajo a Kalaka desde Venezuela para hacer sus obras en la capital con el fin de que en este 2021, cuando se conmemora la caída de México-Tenochtitlán, se fortalezca la memoria histórica latinoamericana y se acerque la cultura a los habitantes de zonas en conflicto por situaciones como pobreza, inseguridad o narcomenudeo.

Acercar la cultura, misión de Colectivo Traffico

Hacer murales en colonias donde hay una gran oferta cultural o nivel socioeconómico arriba del promedio como la Condesa o la Roma no tiene el mismo sentido que en el perímetro B del Centro Histórico, punto de conflicto social, donde hay vecindades y problemas como el narcomenudeo o la inseguridad, dice Alejandro Martínez, director de Colectivo Traffico.

Cabe recordar que el barrio de Garibaldi, además de ser conocido por los mariachis y bares icónicos como el Tenampa, en septiembre de 2018 fue testigo de una ejecución múltiple por un conflicto entre bandas del crimen organizado.

Además, en el año 2013, fue asesinado en un bar de la plaza Malcolm Latiff-Shabazzel, nieto del histórico luchador social afroamericano, Malcolm X.

Por ello, indica Martínez, el mural tiene una triple función: acercar la cultura, fortalecer la memoria histórica de Latinoamérica en los vecinos de la localidad y recuperar espacios públicos abandonados.


“Retomar estos espacios en conflicto es muy importante porque ayuda a sus habitantes a revalorarlos y verlos de otra forma. Que la gente se apropie de ellos porque les gusta y tengan una forma distinta de convivencia”

Alejandro Martínez

Director de Colectivo Traffico

Actualmente, el primer mural de la iniciativa que está ubicado en la calle de República de Perú y Plaza de la Concepción, retrata a los héroes Caupolicán, líder de la resistencia mapuche contra los conquistadores europeos en lo que actualmente es Chile; Urimare, guerrera de la tribu los Mariches que habitaban Venezuela; y Cuauhtémoc, último tlatoani de los mexicas.

En los colores que iluminan los trazos que abarcan la pared del depósito de basura, destacan los brillantes verde y magenta del penacho de Cuauhtémoc, así como el color marrón de la piel de los tres héroes latinoamericanos.

Igualmente, es importante mencionar que la Plaza de la Concepción es un espacio donde miembros de poblaciones callejeras tienen asentamientos y existe un comedor comunitario donde dos veces a la semana les dan alimento.

Martínez considera que “Heroínas y Próceres. Hombres y Mujeres Rebeldes de Latinoamérica”, no solo tiene una estética y un valor simbólico importante, sino que retoma una de las más fundamentales atribuciones del muralismo: ser una expresión artística y educativa para todos los estratos sociales.

“La intención es que la gente vea, se pare y tal vez identifique a Cuauhtémoc por el penacho de tlatoani, pero queremos que también se pregunte quiénes son los otros dos e investigue. En el mural estarán las redes sociales del Colectivo Traffico donde podrán saber más del proyecto y de las historias de los héroes y heroínas”, detalla.

Los otros dos murales que se pintarán en este mes de agosto estarán en la colonia Exhipódromo de la Peralvillo (límite con el Barrio Bravo de Tepito) y el otro en la Unidad Habitacional de Tlatelolco en el edificio Ramón Coronado.

Las heroínas y héroes del continente que serán plasmados en los muros, además de los tres mencionados, son Jacinto Canek, Gerónimo Flores, Guaicaipuro, Manuela Saénz, Toussaint Louverture, Policarpa Salavarrieta, Micaela Bastidas, François Mackandal, María Remedios del Valle, Bartolina Sisa, Tomás Ruiz y Mariana Grajales.

El promotor de arte informa que el proyecto se logró gracias a que la alcaldía Cuauhtémoc otorgó los espacios; y el diputado local, Temístocles Villanueva, donó pintura.

Por último, menciona, el proyecto concluirá en octubre cuando se presente un documental de su proceso y un libro.

Escribir un relato

Kalaka tiene 20 años de trayectoria muralista y cree que tanto la técnica que usa, como la temática de su obra, es una forma de escribir un relato de las luchas de los pueblos originarios del continente.

“Es un mural sobre tres héroes de los pueblos latinoamericanos que busca escribir un relato de las luchas de resistencia de los pueblos originarios”, menciona el artista gráfico originario de Venezuela.

Por otra parte, detalla, la técnica del mural que aplica es la tradicional, es decir, no usa aerosoles ni aspersores, solo pinceles, pinturas de aceite y brochas.

“Es una forma como latinoamericanos también de recordar nuestra tradición muralista, rememorarla”, declara.

El muralismo latinoamericano tuvo su origen en México en la época post Revolución cuando artistas plásticos como Clemente Orozco o David Alfaro Siquieros retrataron en paredes y muros las batallas de los ejércitos de Francisco Villa o Emiliano Zapata, con lo que promovieron el nacionalismo.

Los héroes y heroínas: Caupolicán, Urimare, Cuauhtémoc, Jacinto Canek, Gerónimo Flores, Guaicaipuro, Manuela Saénz, Toussaint Louverture, Policarpa Salavarrieta, Micaela Bastidas, François Mackandal, María Remedios del Valle, Bartolina Sisa, Tomás Ruiz y Mariana Grajales.

También puedes leer: Flori Vidonna crea arte para generar conciencia sobre el VIH