El Código Penal de Nuevo León “queda corto” para combatir la violencia que padecen las mujeres en la entidad, por lo que debe de reformarse en base a instrumentos internacionales, pidió la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres.

Durante la presentación en el Congreso local del diagnostico Acoso Sexual y Otras Formas de Violencia Sexual, el organismo internacional pidió al legislativo modificar el reglamento.

Yeliz Ozman, coordinadora del programa insignia de ONU Mujeres, consideró que habrá que fortalecer el marco normativo para regular los actos de violencia sexual que padecen las neoleonesas.

63.7

por ciento miraron morbosamente su cuerpo.

“Se hacen una serie de recomendaciones para fortalecer el marco normativo en Nuevo León, en primer lugar una revisión integral de los instrumentos normativos estatales, en particular el Código Penal, para regular la violencia sexual en base a los estándares internacionales.

“Así como eliminar el lenguaje que pueda resultar discriminatorio y eliminar la expresión atentados al pudor”, señaló Ozman.

La Ombudsperson agregó que el reglamento de Policía y Buen Gobierno de los Municipios Metropolitanos, también se tendría que armonizar con los instrumentos internacionales, al resultar insuficiente para combatir algunos delitos como el acoso sexual.

54.4

por ciento se recargaron con el cuerpo con intenciones de caracter sexual.

El estudio previo realizado por el organismo, reveló que el 91 por ciento de las mujeres que se trasladan en camiones urbanos sufren acoso sexual, sobre todo en los municipios de Monterrey, Apodaca, Juárez, Cadereyta y Guadalupe.


Por su parte, Belén Sanz, representante de ONU Mujeres México, pidió que se tipifique la violencia política contra las mujeres y que se cuente con recursos suficientes para aplicaciones de leyes que combatan la violencia de género

“Este documento es el primer paso en lo que esperamos sea una colaboración a largo plazo que contribuya a garantizar que el área metropolitana de Monterrey sea un espacio en donde las mujeres y las niñas puedan gozar libremente su derecho a la ciudad”, dijo Sanz.

Por su parte la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, Karina Barrón, adelantó que buscará eliminar la expresión atentados al pudor del Código Penal de Nuevo León, ya que resulta obsoleta para proteger a las mujeres.

58

por ciento les dijeron piropos obcenos u ofensivos de caracter sexual.

“Es insuficiente lo que tenemos, obsoleto, hay que seguir las recomendaciones (de la ONU-Mujeres), y revisar todos los instrumentos alrededor de la violencia sexual y regularlos con los instrumentos internacionales”, adelantó la diputada.

Índice alarmante

El diagnostico Acoso Sexual y Otras Formas de Violencia Sexual en el Transporte Público, realizado por ONU-Mujeres en 2018, reveló que en Nuevo León la mirada morbosa (63.7 por ciento) y los piropos obscenos (58 por ciento), son las agresiones que más padecen las mujeres.

30

por ciento les dijeron palabras ofensivas o despectivas de ellas o de las mujeres

En un 54 por ciento las mujeres entrevistadas denunciaron que un hombre les recargó el cuerpo con intenciones de carácter sexual, un 27 por ciento contestó que las manosearon sin su consentimiento y a un 18 por ciento les dieron una nalgada.