Reporte Indigo

Coahuila aplicará multas a quienes no usen cubrebocas, advierte el gobernador Miguel Riquelme

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís declaró que, aunque en Coahuila por decreto el uso del cubrebocas es obligatorio, para hacer efectiva la medida de aplicar sanciones económicas a quienes se resisten a utilizarlos, se modificarán primero los reglamentos municipales.

Adelantó que a partir de la próxima semana se trabajará con todos los alcaldes que participan en las reuniones de los Subcomités Regionales de Salud, para tomar decisiones al respecto.

El gobernador indicó que hay determinación de varios de ediles por empezar a aplicar multas, a fin de que los ciudadanos vacunados y los que no respeten esta disposición.

“Y como todo lo relacionado con la contingencia sanitaria, los acuerdos se toman al seno de los Subcomités de manera consensuada, serán las autoridades municipales quienes decidirán, con base en sus indicadores de contagios, si además de las multas realizan clausuras de negocios o aumentan las inspecciones”, aclaró el mandatario estatal.

Riquelme Solís destacó que en Coahuila -actualmente en Semáforo Amarillo- por ahora no se han tomado medidas de restricción fuertes ni generalizadas, ya que primero se ha convocado a la corresponsabilidad ciudadana para que se cuiden y colaboren en la contención de los contagios; sin embargo, dejó ver que sin duda se endurecerán las medidas que podrían llegar a la disminución de aforos y horarios.

No obstante, el gobernador reiteró que estarán atentos a la evaluación de los indicadores de contagios, las cifras de hospitalización y de fallecimientos.

“Vamos a seguir con cuidado la evolución de la contingencia sanitaria en las próximas semanas, con la terminación de la temporada vacacional y el regreso a clases, pero es un hecho que Coahuila no va a retroceder. Seguiremos procediendo con mucho cuidado, pues nadie quiere nuevos confinamientos, ya que se afectaría más la actividad económica y la generación de empleos”, apuntó.

La entidad permaneció más de un mes en Semáforo Verde, pero el repunte en los números de contagios derivado de que coahuilenses vacacionaron en playas y relajaron las medidas de protección, detonó la situación que ahora se tiene y que no había ocurrido pese a celebraciones como Semana Santa, Día de la Madre, conciertos y otras festividades, que no impactaron negativamente.

Miguel Riquelme destacó el apoyo que se está recibiendo de los sectores industrial y comercial respecto a las acciones de control sanitario que están reforzando con los trabajadores, al interior de los centros laborales.

Salir de la versión móvil