Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación mantienen el bloqueo a las vías férreas de la comunidad de Caltzontzin, en Uruapan, Michoacán.

Luego de 26 días de bloqueos, los maestros disidentes liberaron las vías en Uruapan, pero solo durante una hora y media, minutos después regresaron con casas de campaña.

Entre las demandas del magisterio se encuentra el pago de salarios caídos desde 2015 y la exigencia de estabilidad laboral, ya que desde 2014 no han sido basificados.

El miércoles 30 de enero, el Gobierno de Michoacán liberó los recursos para el pago de los adeudos con maestros con clave estatal, lo que sumó, según la Secretaría de Educación estatal, mil 230 millones de pesos.

Los maestros que continúan con el bloqueo, son profesores de secundarias pertenecientes a un ala radical de la CNTE.

El secretario de la CNTE, Salvador Almanza, expuso que hoy tendrán una asamblea en la que revisarán esta situación, qué acciones emprenderán a la par del plantón y protestas en oficinas gubernamentales.