¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

UDEG

Clientelismo ilustrado

Luis Herrera

Los críticos de la falta de una democracia efectiva en la Universidad de Guadalajara advierten sobre la práctica de métodos clientelares que el grupo hegemónico en el poder utiliza para conservarlo, entre éstos las becas académicas. 

Bajo esa premisa, serle fiel al grupo de poder de la UdeG puede premiarse con la obtención no sólo de puestos o reconocimientos, también con el financiamiento íntegro de estudios en el extranjero.


Feb 23, 2016
Lectura 6 min

El ejecutivo entregará 135 MDP del crédito por 3 mil 800 MDP de 2015, para el conjunto de artes escénicas del CCE, el megaproyecto de Raúl Padilla López

Los críticos de la falta de una democracia efectiva en la Universidad de Guadalajara advierten sobre la práctica de métodos clientelares que el grupo hegemónico en el poder utiliza para conservarlo, entre éstos las becas académicas. 

Bajo esa premisa, serle fiel al grupo de poder de la UdeG puede premiarse con la obtención no sólo de puestos o reconocimientos, también con el financiamiento íntegro de estudios en el extranjero.

Los miembros de la clase política de Jalisco que le deben a estas becas públicas sus títulos de posgrado, están colocados en el círculo cercano del gobernador, y en instancias como el Poder Judicial, la Cámara de Diputados o el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). 

Entre éstos hay priistas y miembros de Movimiento Ciudadano (MC). El caso más connotado es Netzahualcóyotl Ornelas Plascencia, jefe de Gabinete del Gobierno estatal, cuyo grado de doctor lo financió la UdeG con un millón 631 mil 65 pesos, del 5 de enero de 2009 al 31 de octubre de 2013. 

Cualquier centro universitario de la UdeG puede autorizar estas becas, pero la de Ornelas Plascencia provino del propio Consejo General Universitario, máximo órgano de gobierno de la institución. 

Obtuvo su doctorado en Gobierno y Administración Pública en el Instituto Universitario de Investigación José Ortega y Gasset, de la Universidad Complutense de Madrid. 

Ornelas Plascencia sustituyó a Alberto Lamas Flores como jefe de Gabinete en julio de 2015; fungía como secretario particular del gobernador, y así también lo hizo cuando éste fue alcalde de Guadalajara, de 2010 a 2012. 

Lo mismo pasa con el secretario particular del gobernador, Giovanni Joaquín Rivera Pérez: la UdeG, a través del Centro Universitario del Norte, cubrió el costo de su máster en la Universidad Carlos III de Madrid, de octubre de 2007 a septiembre de 2008, con 390 mil 622 pesos. 

Rivera Pérez era subprocurador de Representación Social en la Procuraduría Social, hasta que sustituyó a Ornelas Plascencia como secretario particular del gobernador.  

También está Kristyan Felype Luis Navarro, secretario de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEAV), a quien la UdeG le costeó su doctorado en la Universidad de Sevilla con un millón 558 mil 996 pesos, del 14 de enero de 2009 al 13 de abril de 2013, avalado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades.  

Todo según los registros de la UdeG obtenidos por transparencia en el expediente 005/2016. Otro caso es el exsecretario de Planeación, Administración y Finanzas, Ricardo Villanueva Lomelí, a quien el gobernador impulsó a la alcaldía tapatía en 2015; perdió y hoy es edil. 

Su beca del 14 de enero de 2005 cubrió el máster en Tecnología de la Educación, en la Universidad de Salamanca, pero la UdeG no transparenta el costo.   

Ahora son deudores

El compromiso que esos tres funcionarios de alto nivel pudieron desarrollar con la UdeG, se profundiza ahora que los clasificó oficialmente como deudores de los montos millonarios que recibieron para sus posgrados. 

Según la UdeG, esos funcionarios cayeron en los supuestos de incumplimiento de su reglamentación, lo que los obliga a devolver los casi 3.6 millones de pesos (MDP) que obtuvieron, pero no lo han hecho.   

El jefe de Gabinete y el secretario de la CEAV, dice la UdeG, debieron regresar esos fondos desde el 2015, y el secretario particular del gobernador, desde 2010. 

Las reglas de estas becas marcan supuestos que obligan a retornar el fondeo público, el principal, cuando el trabajador o egresado beneficiado no regresa a laborar para la UdeG por el mismo tiempo que pasó cursando sus estudios costeados. 

Así como estos tres funcionarios de la cúpula estatal, otro en condición irregular ante la UdeG es Alfonso Partida Caballero, miembro del Consejo de la Judicatura, quien obtuvo una beca en 2010 por 441 mil 70 pesos, que debió retornar en 2014. 

La liga MC 

Otra deudora es la diputada federal de MC por Jalisco, Mirza Flores Gómez. Su maestría en Estudios de las Mujeres, Género y Ciudadanía en la Universidad de Barcelona se la costeó la UdeG con 497 mil 771 pesos, del 28 de septiembre de 2009 al 30 de junio de 2011; debió devolverlos en 2013.  

Los líderes respectivos del MC y el grupo UdeG, Enrique Alfaro Ramírez y Raúl Padilla López, rompieron relaciones en febrero de 2010, pero hoy sus diferencias lucen más que superadas. 

Aquél asistió el 12 de febrero a celebrar la primera piedra del Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario (CCU), la megaobra que impulsa el exrector.

Estrecha alianza

El Ejecutivo le entregará a la UdeG 135 MDP de su crédito por 3 mil 800 MDP de 2015, para el conjunto de artes escénicas del Centro Cultural Universitario.

La única aportación que ha hecho Guadalajara al fideicomiso del CCU se dio en 2010, por 10 MDP, cuando Sandoval Díaz era alcalde. 

Entre los beneficiados con estas becas está Abril Alcalá Padilla, hermana de Leobardo, ambos primos hermanos de Padilla López. 

Ella recibió 659 mil 918 pesos para su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Abril y Leobardo fueron candidatos a diputaciones en 2015 por el PRI-PVEM, y perdieron. 

En contraste, un estudiante de la UdeG recibe 32.86 pesos como inversión de subsidio individual al año, la segunda menor del país entre las universidades públicas, dice su Estadística Institucional 2013-2014. 

Otros más con adeudo

En la lista de beneficiados con beca, que aún no retornan la inversión a las arcas universitarias, está Carlos Briseño Becerra, exdiputado y exedil tapatío del PRI. Recibió 801 mil 175 pesos del 1 de noviembre de 2007 al 31 de diciembre de 2009, para un doctorado en la Universidad de Salamanca; los debe desde 2011. 

También, Marco Flores Mayorga, coordinador de Prensa y Comunicaciones de UdeG, recibió 293 mil 134 pesos para su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona, del 7 de diciembre de 2009 al 6 de junio de 2011; los debe desde 2013. 

Lorenzo Ruiz López, director de Finanzas del SIAPA. Recibió un millón 61 mil 270 pesos para su doctorado en la Universidad Complutense de Madrid, del 5 de enero de 2009 al 16 de noviembre de 2012; los debe desde 2014. 

Jorge Alatorre Flores, exconsejero del IEPC de 2013 a 2014, actual director de Participación Ciudadana, recibió 182 mil 636 pesos para su doctorado en la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, del 7 de diciembre de 2009 al 6 de julio de 2010; los debe desde 2012.


Notas relacionadas
doPlay

May 17, 2019

UDEG

El filósofo de la violencia

Luis Herrera


May 17, 2019

Abr 8, 2019
Lectura 6 min

UDEG

El nuevo reparto del poder en UdeG

Jonathan Ávila


Abr 8, 2019 Lectura 6 min

Abr 2, 2019
Lectura 6 min

UDEG

Villanueva, tensa bienvenida

Jonathan Ávila


Abr 2, 2019 Lectura 6 min

Feb 7, 2019
Lectura 2 min

UDEG

Universidad de Guadalajara estrena rector

Indigo Staff


Feb 7, 2019 Lectura 2 min

Comentarios