El Municipio de San Pedro clausuró una plaza comercial en construcción, vinculada con el desarrollador Miguel Medellín, responsable de un inmueble donde hace dos meses murieron tres trabajadores durante un deslave.

La obra gris, ubicada en el cruce de Ricardo Margáin y Fresnos, en la colonia Santa Engracia, fue suspendida el jueves pasado, un día antes de que el alcalde Ugo Ruiz iniciara simbólicamente la demolición del excedente de construcción en Torre Tanarah.

Los inspectores municipales colocaron ese día cordones de suspensión del edificio, debido a que se encontró durante la inspección violaciones a los permisos de construcción otorgados por las autoridades municipales.

Las modificaciones que realizó el constructor, según el Municipio sampetrino, no están respaldadas por estudios técnicos que avalen la seguridad de los trabajos.

Miguel Medellín, propietario del inmueble, es también el constructor de otra plaza comercial ubicada sobre la avenida Gómez Morín, donde en junio pasado murieron tres empleados a consecuencia de la caída de un talud de tierra.

El desarrollador también es dueño de Plaza Gómez Morín 202 y Plaza Hudson, dos proyectos inscritos en la Mesa de la Justicia de Desarrollo Urbano que aún no han sido regularizados ni multados por violar la normativa.

Reporte Indigo publicó ayer que la Torre Tanarah no será el único edificio construido en San Pedro que la administración municipal intentará demoler por construir metros adicionales.

Ruiz aseguró que se podría proceder de la misma forma contra los desarrollos con anomalías inscritos en la Mesa de la Justicia que no serán regularizados y los que emprendieron una batalla legal con el Municipio.

Entre éstos están las obras del desarrollador Medellín.

En total son cerca de 40 proyectos inmobiliarios en San Pedro que presentan irregularidades y que por medio de litigios han impedido acciones del Municipio.