"Y si yo dije ese nombre y lo ventilan, está para que despidan al procurador por hocicón y al gobernador por imprudente y por qué no tienen la menor idea de lo que están haciendo en el puesto"
Mauricio FernándezAlcalde de San Pedro
"Si la pregunta es quién le avisó al alcalde… fui yo. Pero la pregunta central es quién o quiénes mataron a Hernán Belden"
Ugo RuizAlcalde electo de San Pedro

Ugo Ruiz rendirá hoy su declaración ante el Ministerio Público en torno al caso Belden, pero el siguiente citatario sería para el último hombre que conversó con el ex diputado antes de su desaparición.

Se trata del abogado Edelmiro Sánchez Hernández, un personaje oscuro que hace ocho años enfrentó una acusación por narcotráfico y es quien hablaba por teléfono con el panista justo cuando fue privado de su libertad.

Este hombre también será citado por la Procuraduría de Justicia del Estado a declarar por el homicidio del ex legislador,  ocurrido el pasado 7 de septiembre en La Huasteca, en Santa Catarina.

En entrevista, Ugo Ruiz dijo ayer que él informó del secuestro de Belden al alcalde Mauricio Fernández, quien decidió de inmediato divulgarlo ante los medios de comunicación el mismo día del plagio.

Pero también Ruiz confirmó lo que ayer adelantó Reporte Indigo.

Que quien  comunicó a Ruiz del secuestro fue el abogado Edelmiro Sánchez Hernández.

Porque este personaje estaba hablando por teléfono con el ex legislador albiazul sampetrino cuando fue privado de su libertad en la colonia Los Doctores, en Monterrey.

¿Quién es Edelmiro Sánchez y qué relación tenía con Hernán Belden?
Es un personaje polémico ligado al Comité Ejecutivo Nacional del PAN, que encabeza Gustavo Madero.

De acuerdo a fuentes panistas Edelmiro Sánchez tiene fuerte influencia en los procesos de afiliación, selección de candidatos y financiamiento de campañas en el PAN de Nuevo León.

Sánchez Hernández tiene contactos en el CEN del PAN, entre ellos con el diputado federal y vicecoordinador de la bancada Jorge Villalobos, también ex secretario particular del dirigente Gustavo Madero.

Es hijo del ex presidente del Colegio de Notarios Públicos de Nuevo León, Edelmiro Sánchez Sánchez.

Algunos panistas aseguran que Edelmiro Sánchez Hernández intervino en el pasado proceso de selección de candidatos que llevó a cabo el PAN para definir cargos de elección popular, tanto locales como federales.

En la pasada elección Sánchez Hernández habría estado enfocado en conseguir la candidatura del empresario Juan Carlos Casado para la Alcaldía de Santa Catarina.

Pero en su círculo político Sánchez Hernández no solamente presume tener poder en el PAN de Nuevo León, sino también se jacta de tener influencia en la administración estatal encabezada por el gobernador Rodrigo Medina

Fuentes consultadas por Reporte Indigo lo ubican como alguien con relación, incluso, con Humberto Medina Ainslie, padre del gobernador Rodrigo Medina.

Las fuentes consultadas también refieren vínculos de Edelmiro Sánchez con empresarios de casinos de Monterrey.

Sánchez Hernández ha enfrentado acusaciones por tráfico de drogas, de acuerdo a información publicada en medios de comunicación de Monterrey.

Hace ocho años, en el 2004, Sánchez Hernández fue detenido por elementos del SWAT a bordo de una camioneta que transportaba 87 kilos de marihuana en el sur de la ciudad de Monterrey, según publicó el diario El Norte.

Sin embargo, Sánchez Hernández fue exculpado por la PGR, porque el coacusado, Jaime Adrián Álvarez Araujo, asumió la culpa total del cargamento de droga que transportaba en el vehículo.
La PGR exoneró a Sánchez Hernández.

Pero ¿cuál era la relación de Hernán Belden con Edelmiro Sánchez?

De acuerdo a fuentes panistas este controvertido abogado en San Pedro estuvo apoyando a Belden en el proceso de afiliación del padrón panista sampetrino.

El día del secuestro de Belden, Edelmiro Sánchez Hernández lo acompañaría a una cita  programada en la oficina del alcalde electo de San Pedro, Ugo Ruiz.

Belden coordinó la campaña de Ruiz en el poniente de San Pedro, donde se ubican las colonias populares de este municipio y donde por primera vez el PAN obtuvo un triunfo electoral.

Entrevistado ayer por Reporte Indigo, Ruiz aclaró que la reunión que tenía programada con Belden y Edelmiro Sánchez el día del secuestro era para ver cuestiones partidistas y de la transición.

“Él (Belden) quería apoyar a algunas gentes para contratar en la administración que está por iniciar y la otra era ver los procesos internos de partido que se vienen, donde se renueva la dirigencia, el comité municipal, el consejo estatal y nacional”.

Ruiz aclaró que fue a iniciativa de Belden, que en la reunión estuviera presente Edelmiro Sánchez.

“Yo a Edelmiro lo conocí hace dos meses, poquito después de la contienda electoral”, comentó Ruiz.

“Él guardaba una relación de un poquito más de tiempo con Hernán. Iban a venir los dos a esa reunión y entiendo que la llamada era para ver si llegaban juntos al mismo tiempo”.

La pregunta es: ¿quién lo mató?

Ugo Ruiz criticó ayer la politización que se ha hecho del caso de Hernán Belden, sin embargo aclaró que lo importante es el esclarecimiento de este crimen.

“Si la pregunta es quién le avisó al alcalde… fui yo.

“Pero la pregunta central es quién o quiénes mataron a Hernán Belden”, señaló Ruiz.

El panista explicó que le avisó del secuestro al alcalde Mauricio Fernández con la intención de tratar de ayudar a Belden Elizondo.

“Yo anuncio esto al alcalde con la mejor intención de ayudar a Hernán, me enteraba de algo que estaba pasando y no estaba muy claro.

“Lo primero que hago es hablarle al alcalde, que es la máxima autoridad política del municipio”.
Ruiz se manifestó en la mejor disposición de colaborar a través su testimonio con la Procuraduría de Justicia que lleva a cabo la investigación de este crimen.

“Yo lo que quiero es aclarar el tema.

“Hablé esta mañana con el procurador para decirle que estoy en la mejor disposición de colaborar con la investigación y al parecer me van a citar para ir para mañana”.

La cita de Ugo Ruiz en la Procuraduría de Justicia está programada para hoy a las 11:00 horas y el alcalde electo ya confirmó que asistirá.

Llama ‘hocicón’ al procurador

Así calificó el alcalde de San Pedro al fiscal Adrián de la Garza y también llamó imprudente al
gobernador porque los acusa de filtrar información
.

Por Mayra González

La investigación por el crimen de Hernán Belden provocó ayer un ataque de ira del alcalde  Mauricio Fernández contra el gobernador Rodrigo Medina y el procurador Adrián de la Garza.
En su desplante el edil sampetrino calificó de “hocicones” e “ineptos” tanto al mandatario estatal como al titular de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Fernández acusó en una entrevista televisiva a las autoridades estatales de haber filtrado los nombres de los dos informantes por los que se enteró del secuestro del ex diputado panista Hernán Belden.

Ayer Reporte Indigo publicó que el alcalde electo de San Pedro, Ugo Ruiz, y el abogado Edelmiro Sánchez, habrían sido los informantes que le avisaron a Fernández el pasado 7 de septiembre del plagio del ex legislador y empresario.

Incluso, Fernández amagó ayer con presentar una demanda penal en contra de Medina y del procurador porque según él, divulgaron información que rindió el lunes en su comparecencia ante el Ministerio Público.

“Voy a ver si los demando penalmente por ineptos y por hocicones, y por muchas otras razones, de veras. Es una vergüenza tener a ese tipo de gente aquí en el estado”, señaló el edil sampetrino.

Fernández se rehusó a confirmar que Ugo Ruiz, alcalde electo de San Pedro, y el abogado Edelmiro Sánchez, fueron quienes le avisaron del plagio.

Según Fernández, los funcionarios estatales habrían incurrido en responsabilidad por haber filtrado a los medios de comunicación esa información que él declaró ante la fiscalía.

“Si yo dije su nombre y lo ventilan, está para que corran al procurador por hocicón y al gobernador por imprudente”.

Fernández rechazó que incurra en una contradicción al criticar que se filtre una información, cuando él mismo divulgó ante los medios el secuestro que estaba en proceso del ex legislador albiazul Hernán Belden.

“Yo no soy ni el procurador ni el gobernador”, aclaró Fernández. “Ellos sí, no pueden estar ventilando, es un delito lo que están haciendo y una vergüenza en el desempeño de sus funciones”.

No es la primera vez que Fernández se enfrenta públicamente con las autoridades estatales  y principalmente con el procurador Adrián de la Garza.

Hace tres meses, el edil panista retó a “madrazos” al funcionario estatal por la detención que realizó la Policía Ministerial de dos policías municipales de San Pedro.