Chihuahua: sin detenciones y no han localizado cuerpos de jesuitas asesinados en Urique

Luego de dos días del asesinato de los jesuitas en Chihuahua, las autoridades no han presentado novedades en el caso

Luego de dos días del asesinato de los jesuitas en Chihuahua, las autoridades no han presentado novedades en el caso

Luego de dos días del asesinato de los jesuitas en Chihuahua, las autoridades no han presentado novedades en el caso

Comparte esta nota

El operativo para localizar los cadáveres de los dos sacerdotes jesuitas y el guía de turistas asesinados en una iglesia del poblado de Cerocahui, municipio de Urique, Chihuahua, no ha dado resultados, los cuerpos de las tres víctimas no se han localizado.

Ayer la gobernadora del Estado de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, emitió un mensaje para condenar los tres asesinatos y anunciar que se había desplegado un operativo de forma conjunta con las autoridades federales para brindar seguridad en esa región de la Sierra Tarahumara.

Sin embargo, hasta las 11:00 de la mañana de hoy, es decir, a 48 horas del triple homicidio, no se habían recuperado los cuerpos y tampoco se conoce el paradero de las otras tres personas que al parecer fueron privadas de la libertad junto con el guía de turistas, de Paul Osvaldo B., y Armando B., así como de una mujer y una persona menor de 18 años cuyos nombres no se han dado a conocer.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua tampoco ha elaborado pesquisas de estas víctimas. Personal de la dependencia indicó que el operativo sigue, pero no se han reportado resultados.

Lee también: “¡Cuántos asesinatos hay en México!”: Papa critica violencia tras asesinato de jesuitas (VIDEO)

De acuerdo con datos oficiales, se desplegó un operativo conjunto en el que participa personal de la Agencia Estatal de Investigación, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, quienes han efectuado patrullajes que se han extendido a poblados, rancherías y caminos vecinales de la zona.

Aunado a ello, agentes del Ministerio Público y peritos, junto con policías investigadores, han realizado entrevistas, análisis de evidencia, entre otras diligencias, en las cuales se ha podido establecer que fueron dos hechos.

Uno se reportó a la línea de emergencia 911, indicando que Paul Osvaldo B., y Armando B., así como de una mujer y una persona menor de edad habían sido privados de la libertad.

El otro es referente al asesinato de los jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el guía de turistas, Pedro Eliodoro Palma, esta última víctima trató de refugiarse el templo.

Al parecer ambos hechos están vinculados.

Familiares del guía de turistas indicaron que esta persona se encontraba acompañada junto a un grupo de turistas cuando lo privaron de la libertad.

Salir de la versión móvil