El mando de la nueva Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey dijo que esperan también que en unas semanas se gradúen los primeros “politran”, es decir los cadetes que sí están preparados para asumir cualquiera de los roles, tránsito o policía
https://www.youtube.com/watch?v=P8xcGd2Sdiw

La fase más delicada de la unificación de la nueva Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey inició ayer con la depuración del personal de vialidad, los primeros ceses y la entrega del mando.

Luego de la publicación de la homologación en el Periódico Oficial del Estado el pasado 24 de julio, y de la recepción del primer bloque de pruebas de control de confianza y anticorrupción, ayer salieron 61 elementos de la corporación.

Pero los mandos prevén que en dos meses podrían salir unos 180 agentes de Tránsito porque la tendencia en la aprobación de los controles de confianza es del 60 por ciento calificado, por 40 por ciento que no pasaron las pruebas.

Esto significa que de los 450 uniformados de vialidad que aún quedaban hasta ayer en la institución, solamente quedarán unos 270 con aprobación.

Para evitar problemas, el Ayuntamiento regio colocó ayer siete módulos de atención en la Alamey, donde concentraron a los 61 agentes que reprobaron los controles, para explicarles su nueva situación laboral.

Y es que de acuerdo a la Ley de Seguridad Pública del Estado, en su Artículo 223, es causa de inhabilitación o destitución el reprobar los exámenes que aplica el Centro de Información para la Seguridad del Estado, Evaluación y Control de Confianza (CISEC).

Por ello el Ayuntamiento puso los siete módulos de información, porque tiene 72 horas para darle su derecho de audiencia a los 61 agentes que reprobaron los exámenes, y comunicarles a cuánto asciende su finiquito.

Trascendió que de los 61, solamente 17 se negaron a acudir a los módulos de recursos humanos municipales y abandonaron las instalaciones de la Alamey, donde se concentra ahora el mando de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey.

El contraalmirante Augusto Cruz Morales recibió el mando de los uniformados de Tránsito, de parte de otro integrante de la Secretaría Armada de México, el teniente Juan Sánchez Alvarado.

Los mandos de la marina asumieron la titularidad de la Policía Regia y por otro lado de Vialidad, desde el 1 de noviembre de 2012, luego de que la alcaldesa Margarita Arellanes acudiera a la Semar para solicitar su ayuda ante la corrupción que había en las corporaciones.

Ambos marinos, junto con el director de Comercio, Axel Velázquez, así como Florentino Rodríguez Meléndez, nombrado desde noviembre director de Inspección y Vigilancia, son los refuerzos que contrató la alcaldesa Margarita Arellanes, los cuatro son marinos.

El contraalmirante explicó a Reporte Indigo que el proceso de unificación que inició en junio, tuvo resistencia de algunos uniformados de vialidad desde el principio, debido a que se oponían a las pruebas de control de confianza.

Incluso, los agentes denunciaron en marzo de este año que eran acosados y presionados por el mando de la Semar, el teniente Juan Sánchez Alvarado, por lo que éste respondió que muchos uniformados abandonaban sus labores en horas de trabajo. 

“Recordemos que hace algunos meses hubo un problema con el personal de Tránsito y éstos acudieron con la alcaldesa Margarita Arellanes y llegaron a un acuerdo.

“El cual fue que iban a volver a presentar las pruebas de control de confianza aplicando un módulo anticorrupción y que derivado de esas pruebas, quien no las aprobara, tendría que dejar la corporación conforme a la ley.

“Y también se dijo que el que las aprobara, sería mejor remunerado. Ahorita, las pruebas de ese acuerdo ya están llegando. Hoy se les comunicó a los primeros 61 que no aprobaron las pruebas de control de confianza, a través de Asuntos Internos, se les dijo su nueva situación laboral”, expresó el contraalmirante Cruz Morales.

El mando de la nueva Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey dijo que esperan también que en unas semanas se gradúen los primeros “politran”, es decir los cadetes que sí están preparados para asumir cualquiera de los roles, tránsito o policía.

Éstos graduados ganarán cerca de 14 mil pesos, mientras que los que solamente son tránsitos, tendrán ingresos por unos 10 mil pesos mensuales.

Si éstos agentes que si aprobaron los controles quieren ganar 14 mil pesos, como los “politran”, entonces podrán capacitarse para tener la posibilidad de desempeñar cualquiera de los dos cargos y así ganaran el sueldo que buscan.

La homologación total se espera que esté casi lista en dos meses más, aunque todavía faltaran más agentes de tránsito por la depuración.

El contraalmirante Cruz Morales dijo que esperan tener 500 uniformados de tránsito y mil 500 policías para controlar la Ciudad.

Nueva secretaría en tres pasos

> 1.- 27 DE JUNIO: El Cabildo aprueba el Reglamento Orgánico de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey.

> 2.- 24 DE JULIO: Se publica la homologación en el Periódico Oficial de Nuevo León.

> 3.- 5 DE AGOSTO: Inicia la depuración de los agentes de vialidad con la salida de los primeros 61 elementos. Se espera que causen baja otros 180 conforme vayan llegando los resultados.