El Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, reveló este jueves que la administración de César Duarte dio medicamentospiratas” a pacientes con cáncer.

Además, dio a conocer que fueron que adquiridos a sobreprecios de hasta un 300 por ciento, de acuerdo con una investigación emprendida por la Fiscalía del estado sobre distintos delitos de peculado agravado cometidos en el pasado sexenio.

En un comunicado, se informó que la indagación se abrió en 2012, luego de que paciente acudió a una consulta al hospital Christus Muguerza, en 2013, con un medicamento Abastin que le recetaron, sin embargo en realidad se llamaba Sebasisumab.

Por ello se solicitó a la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coespris) que los revisara, y el titular de la patente confirmó que el producto no correspondía.


Llegó al extremo en 2015, de ordenar destruir los medicamentos que habían sido sujetos del estudio por Roché en una solicitud de Coespris, para no dejar huella”, expuso Corral.

Corral explicó que se conservaron algunos documentos que permiten identificar varias de las etapas de este proceso y se aseguraron 13 cajas de dicho medicamento.

Añadió que son 14 las personas que recibieron el medicamento y murieron, sin embargo no se corroboró que fueran la causa.

En enero de 2017, el entonces gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yuness, reveló que durante la administración de Javier Duarte –hermano del hoy acusado César Duarte– niños enfermos de cáncer habrían recibida agua destilada en lugar de las medicinas de sus quimioterapias.