Cero y van dos para MVS

La tarde del lunes la juez Rafaela Franco Flores negó el amparo que promovió la semana pasada Grupo MVS para frenar el procedimiento de rescate de la banda de 2.5 Gigahertz (GHz).  

Desde el juzgado quinto de distrito en materia administrativa, la juez ratificó su resolución de la semana pasada en la que negó la suspensión provisional.  

La juez argumentó que el interés público en el reordenamiento y modernización de los usos de la banda ancha es mas importante que el interés particular de Grupo MVS de mantener sus concesiones. 

Comparte esta nota
La juez argumentó que el interés público en el reordenamiento y modernización de los usos de la banda ancha es mas importante que el interés particular de Grupo MVS

La tarde del lunes la juez Rafaela Franco Flores negó el amparo que promovió la semana pasada Grupo MVS para frenar el procedimiento de rescate de la banda de 2.5 Gigahertz (GHz).  

Desde el juzgado quinto de distrito en materia administrativa, la juez ratificó su resolución de la semana pasada en la que negó la suspensión provisional.  

La juez argumentó que el interés público en el reordenamiento y modernización de los usos de la banda ancha es mas importante que el interés particular de Grupo MVS de mantener sus concesiones. 

“El derecho o principio que debe prevalecer es aquel que cause menos daño y, por ende, el que resulta indispensable y debe privilegiarse”, dijo.

Esto quiere decir que el procedimiento de rescate de la banda ancha 2.5 GHz interpuesto por el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, sigue en pié.  Ahora la dependencia federal estará legalmente en posibilidades de continuar con el proceso.

Grupo MVS aún tiene la oportunidad de impugnar la resolución de la juez ante un tribunal colegiado de circuito. A la juez también le queda dar resolución a otro amparo que los abogados de MVS interpusieron de manera paralela.  

Según el escrito de la semana pasada que hoy ratificó la juez Rafaela Franco Flores, el rescate de la banda ancha 2.5 GHz tiene como finalidad introducir a México nuevas tecnologías móviles de hasta cuarta generación.

Esto quiere decir que dicha banda ancha facilitaría y mejoraría la transmisión de voz, datos, video e Internet, en especial en dispositivos móviles.

Grupo MVS había propuesto en abril del año pasado el proyecto “2.5 GHz: Banda Ancha Móvil Para Todos, velocidad y precio nunca vistos en México”, que dependía de la creación de un consorcio conformado por Intel, Clearwire, Alestra y MVS.  

Pero se toparon con dificultades al intentar negociar con la SCT un precio que ellos consideraban razonable para la reanudación de la concesión y el proyecto fue cancelado. 

Según la empresa, las autoridades establecieron un pago que hace inviable la inversión, creando incertidumbre jurídica.

“El gobierno federal tiene miedo de que se repita la experiencia de la Licitación 21 y por eso, en el caso de la banda 2.5Ghz (aquella que MVS anunció como ideal para el servicio de Internet de alta capacidad de manera inalámbrica), la Secretaría de Hacienda ha optado por fijar una elevada contraprestación”, estimó el año pasado Mediatelecom, consultores analistas de telecomunicaciones en México, al ser consultado por la Revista Proceso.

MVS no ha sido el único perdedor; también la empresa de televisión de paga Ultravisión, que opera en el norte del país. En este caso no hubo duda: su demanda de amparo fue rechazada por ser considerada notoriamente improcedente.

Salir de la versión móvil