Jorge Cuadra, defensor del padre Francisco Javier “N”, aseveró que el celular hallado en el vehículo era un préstamo que le había hecho el sacerdote a Leonardo Avendaño, además de que el día del asesinato –añadió– no hubo reunión entre el religioso y la víctima.


La Fiscalía no tiene pruebas concretas y contundentes de que así hayan sucedido las cosas; el padre, así como muchas personas, se encontraba en la iglesia en esos momentos, detalló el abogado. 

De acuerdo con Notimex, Cuadra dijo que es necesario abrir líneas de investigación por el asesinato de Avendaño, pues asegura que había otras personas en el lugar.


Hay un grupo de alcohólicos anónimos dentro de la parroquia; hay un grupo de matrimonios que se quedan hasta tarde; había muchas personas en esos horarios dentro de la parroquia y habita gente ahí, agregó. 

El litigante adelantó que se cuenta con tres meses para la investigación complementaria y para presentar pruebas a favor del sacerdote, “tendientes a desvirtuar la teoría del Ministerio Público, que también presentará más pruebas”. 

“Nosotros confiamos en el Poder Judicial y en que esto se va esclarecer, quien conoce al padre Francisco sabe la calidad de persona que tenía y nosotros también tuvimos aportaciones en la audiencia, como que el ahora occiso tenía problemas con otro tipo de personas para que se abrieran esa clase de líneas de investigación”, concluyó.

JUEZ VINCULA A PROCESO A SACERDOTE ACUSADO DEL ASESINATO DE LEONARDO AVENDAÑO

El pasado 24 de junio, el sacerdote Francisco Javier Bautista fue vinculado a proceso. Esto después de ser acusado del asesinato del estudiante Leonardo Avendaño en días pasados.

Así lo informó la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México. Ya que anteriormente el cura había sido detenido por ser sospechoso por el homicidio culposo del estudiante universitario.