Morena en la Cámara de diputados insistió en que todo el proceso legislativo para la aprobación de la reforma eléctrica debe concluir el próximo 15 de abril; mientras, los coordinadores del PAN, PRI y PRD demandaron que este tema se aplace hasta después de agosto a fin de que haya un debate muy amplio y de que hayan pasado las elecciones para que no se convierta en un tema político.

Por su parte, el coordinador de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, afirmó que esta “contrarreforma” del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no tiene ninguna posibilidad de ser aprobada ya que Morena y sus aliados no cuentan con los votos suficientes.

Ignacio Mier Velasco, coordinador de la bancada morenista, rechazó que se haya aplazado para el siguiente año la reforma. Preciso que lo que se definió fue toda la ruta legislativa y que se espera que a más tardar entre el 13 y 14 de abril el último congreso estatal, de los 17 que se requieren, haya hecho la aprobación para que el 15 se haga la declaratoria de la reforma constitucional.

“Seguimos en los tiempos, mañana sesionan las comisiones unidas de Energía y Puntos Constitucionales para definir el formato para el parlamento abierto”, indicó Mier quien señaló que a los primeros que se va a invitar es a los dueños y altos ejecutivos de las empresas generadoras de energía para que expongan sus argumentos.

Y que nos digan de cara a los mexicanos si lo que estamos planteando como reforma a la industria eléctrica contraviene lo que establece el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, si contraviene la libre competencia, si es cierto que no pretendemos, como va a ser, mejorar la calidad de la energía, que sea limpia y barata.
Ignacio MierCoordinador de Morena

Por su parte, el coordinador de los diputados del PRI, Rubén Moreira, consideró que el debate sobre la reforma eléctrica se debe ir hasta agosto, después del proceso electoral en seis entidades del país, para que sea un análisis técnico, no político.

Y porque no nos parece el mes de abril, pues muy sencillo, porque es unos meses antes, escasos dos meses de que tengamos elecciones en seis entidades federativas. Y, entonces, un debate que tiene que ser técnico, que deba de ser un debate por la nación, pareciera y se antojara que fuera un debate electoral.
Rubén MoreiraCoordinador del PRI

“Entonces esa frase de para abril o para mayo, nosotros creemos que debe ser para abril o para agosto, si es que hay debate”, expresó el legislador priista.

Celebró que Morena y sus aliados le hayan dado la razón al PRI de no aprobar una importante reforma constitucional apresuradamente. Moreira mantuvo la postura de su bancada en no adelantar la intención de su voto hasta conocer todos los argumentos expuestos en parlamento abierto.

En paralelo, el coordinador de los diputados del PAN, Jorge Romero Herrera, afirmó que el grupo mayoritario de Morena y aliados no les alcanzaron los números de votaciones para la aprobación de la Reforma Eléctrica.

Lee también: Reforma eléctrica de AMLO puede esperar hasta 2022; 4T dará prioridad al presupuesto

“Yo creo que ellos sacaron un ábaco, pasaron las bolitas que creían, vieron que no pasó la línea que ellos ocupaban y entonces lo mandan hasta allá”, ironizó el líder de la oposición en San Lázaro.

Jorge Romero celebró la postergación de la reforma del Ejecutivo y destacó que de haberse llevado al pleno como se planteaba hubieran votado en contra al considerar que es violatoria al T-MEC, al medio ambiente y repercutirá en las inversiones del país.

Así como viene esta reforma, para el PAN es imposible votar, porque consideramos que atenta contra un modelo de país que pretende tener libre competitividad y porque echa al suelo lo mucho o poco que hemos avanzado en medio ambientalismo.
Jorge Romero Coordinador del PAN

El coordinador del PRD, Luis E. Cházaro, dijo que fue un logro de la coalición Va por México que no se haya aprobado fast track la reforma eléctrica. “Yo creo que fue porque no tienen los votos y habrá que discutirse en un parlamento abierto que ya habíamos planteado”.

Por separado, Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, afirmó que diferir para el siguiente año la reforma eléctrica es una derrota política para Morena y sus aliados.

Aseguró que esta reforma es un absurdo, una ocurrencia, que no tiene ninguna posibilidad de pasar, ya que las inversiones que se hacen en la actualidad son en energías limpias.

“Yo no veo ninguna posibilidad de que pase, pues mientras más la analizan especialistas menos lógica se le encuentra. No va a pasar esta reforma”, concluyó.