¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Justicia

Los tacos del conflicto

Icela Lagunas

Un pleito familiar por la herencia de la taquería El Borrego Viudo es la principal línea que indaga la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

En dicha dependencia se inició la investigación CI/FMH/MH4/UI-1S/D/897/03-2017 por el delito de despojo que emprendió una de las coherederas del establecimiento, Verónica Villagrana.


Abr 25, 2017
Lectura 6 min
portada post

El pasado viernes, el Invea clausuró El Borrego Viudo por no contar con uso de suelo vigente, lo que desató una confrontación con empleados

Según la pesquisa del 2010, el dueño de la taquería estuvo secuestrado durante tres semanas, hasta que la familia pagó el rescate

Un pleito familiar por la herencia de la taquería El Borrego Viudo es la principal línea que indaga la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

En dicha dependencia se inició la investigación CI/FMH/MH4/UI-1S/D/897/03-2017 por el delito de despojo que emprendió una de las coherederas del establecimiento, Verónica Villagrana.

Como parte de este pleito por los bienes que protagonizan algunos de los beneficiarios de la taquería, se difundió que el establecimiento era operado ya por integrantes del grupo delictivo La Unión de Tepito.

Sin embargo, la Procuraduría de Justicia capitalina no tiene indicios de que el grupo delictivo, que ha protagonizado importantes episodios de violencia en la capital de la República por la disputa del mercado de la droga, tenga el control de la taquería que se localiza en avenida Revolución números 241 y 243.

La PGJCDMX encontró en los antecedentes de este negocio el secuestro de uno de los socios denunciado en el año 2010, perpetrado por un grupo de jóvenes que se hizo pasar como clientes de la taquería para conocer a empleados, gerente y dueños.

A las autoridades de la Ciudad de México les llamó la atención que abogados de prestigio levantaran el teléfono para mostrar su interés en el caso del enfrentamiento y clausura de El Borrego Viudo, entre ellos trascendió el nombre de Javier Coello Trejo, defensor de Jorge Vergara en el caso Omnilife.

Las denuncias

Ayer, el Fiscal Antisecuestro, Guillermo Terán Pulido, refirió que el conflicto por la herencia, de la que forma parte la exitosa taquería el Borrego Viudo, se inició en el estado de Jalisco.

El encontronazo entre los familiares ha dejado registro a través de diversas denuncias iniciadas en el Ministerio Público del fuero local.

Tal es el caso de la carpeta que se inició el 12 de marzo pasado en la que uno de los coherederos denuncia acciones fraudulentas respecto a diversas albaceas registradas en documentos oficiales.

Luego, Verónica Villagrana denunció ante la PGJCDMX por el delito de despojo y señaló que ellos como dueños fueron despojados por quienes señaló como una banda de secuestradores, homicidas y narcotraficantes vinculados con La Unión de Tepito. Los hechos, refirió, ocurrieron bajo amenaza.

Aunado a esa disputa familiar, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) realizó el pasado viernes una visita a El Borrego Viudo para sancionarlo, pues carece del uso de suelo correspondiente, por lo que instalaron los sellos de clausura.

Desde el momento en que se realizó la diligencia, los empleados del local mostraron su oposición e intentaron evitar que el personal del Invea desahogara la diligencia.

Derivado de esa supervisión, uno de los titulares del Invea fue agredido primero verbal y luego físicamente por personal del negocio, específicamente un hombre corpulento que lo obligó a retirar los sellos de clausura.

Ese mismo día por la tarde, el Invea que dirige Meyer Klip comunicó que alrededor de las 13:30 horas fueron nuevamente colocados los sellos de clausura, ya con apoyo de personal policial, bajo el argumento de no contar con certificado de uso de suelo vigente.

Por broma que parezca, la colocación de sellos de clausura y el cierre de la taquería El Borrego Viudo desató una reacción en redes sociales, cuyos usuarios incluso llamaron a manifestarse en las calles a través de la cuenta “Marcha para que abran el Borrego Viudo” y “Por los que queremos que abran el borrego viudo”.

Dicha taquería es ampliamente conocida en la Ciudad de México por ser uno de los lugares a donde acuden a comer tacos quienes de madrugada salen de los bares, restaurantes y discotecas.

Cuenta con un peculiar servicio de atender a sus clientes hasta la comodidad de sus vehículos, que son estacionados en un terreno aledaño.

De acuerdo con información extraoficial, es punto de reunión de muchos grupos originarios del barrio de Tepito, quienes acuden con frecuencia a dicho lugar a altas horas de la madrugada.

Debido a esa logística con la que funciona, vecinos y autoridades coinciden en señalar que a El Borrego Viudo acude mucha gente armada y que ahí se ofrece todo tipo de drogas. Situación que los propietarios del lugar tolerarían por estar bajo supuesta amenaza.

Historial violento

La Fuerza Antisecuestros tiene en sus archivos el antecedente de la situación de conflicto en la taquería, pues desde el 2010 se denunció el secuestro de uno de los socios.

El rapto quedó registrado en la averiguación previa FAS/T2/1192/10-12, en el que se detalla que un grupo de jóvenes de la colonia Tlaxpana, en la delegación Miguel Hidalgo, acudía recurrentemente al negocio haciéndose pasar como clientes para lograr ubicar al propietario.

Según aquella pesquisa del 2010, la banda delictiva mantuvo secuestrado al empresario por un lapso de tres semanas hasta que la familia, originaria de Guadalajara, Jalisco, entregó el dinero del rescate que se exigió.

A partir de ese episodio, las autoridades de la Procuraduría de Justicia capitalina presumen que las denuncias actuales tienen que ver con los golpes bajos y mensajes que podrían estar enviándose entre los familiares que se disputan la herencia.

Incluso, los hombres armados que supuestamente son de La Unión de Tepito, son en realidad empleados armados, a sueldo, de una de las partes en conflicto que se disputan las jugosas ganancias de ese próspero negocio de la capital.


Notas relacionadas

Ago 20, 2019
Lectura 2 min

Ago 20, 2019
Lectura 2 min

Ago 20, 2019
Lectura 2 min

Ago 20, 2019
Lectura 3 min

Comentarios