Durante la sesión virtual del Periodo Ordinario del Congreso de la Ciudad de México, se determinó que la policía podrá irrumpir en aquellos domicilios en los que haya animales maltratados.

Por unanimidad, el pleno aprobó el dictamen de la iniciativa para reformar la Ley de Protección a los Animales de la CDMX, para otorgarle facultades a la Brigada de Vigilancia Animal, que depende de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para que esta pueda llevar a cabo el rescate de animales.

Esta iniciativa da facultades a la policía para que, sin orden judicial de por medio, irrumpa en casas en las que se registran acciones que van en contra del bienestar animal.

Ahora, los elementos de la SSC que pertenezcan a la Brigada Animal podrán intervenir en casos de maltrato y violencia flagrante contra animales.

Para poder hacer uso de esta facultad, la Policía deberá percibir, de forma directa, ya sea a través de la vista o el oído la agresión contra la mascota.

TE SUGERIMOS: CONTRA EL ABANDONO Y MALTRATO ANIMAL

“El presente dictamen deja establecido claramente que para la intromisión a un domicilio por parte solamente de la Brigada de Vigilancia Animal, tendrá que ser derivada de una percepción directa, auditiva, de parte de los elementos policiales”, mencionó la diputada Leticia Varela.

Varela aclaró que se tratará de eventos que sean fácilmente perceptibles y que hayan sucedido en áreas como azoteas, cornizas, balcones, áreas comunes, rejas de tendederos, terrenos baldíos, vehículos en vía pública “o cualquier sitio del que un policía pueda tener la percepción directa”.

Como mecanismo para evitar los abusos, los legisladores impusieron como condición que Brigada deberá levantar un acta en presencia de dos testigos, además de limitarse a atender el acto de violencia en contra de los animales maltratados.

“La SSC ya no estará atada de manos y podrá rescatar animales, al interior de domicilios, al momento que se cometa el delito de maltrato”, celebró Varela.