El Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) informó que la entidad se mantiene en el color naranja del semáforo epidemiológico, con alerta de regresar al color rojo, y también se añaden medidas adicionales para evitar contagios de COVID-19.

Entre las nuevas medidas está la reducción al mínimo de las actividades presenciales de Gobierno, el adelanto de las vacaciones decembrinas y el regreso de los filtros sanitarios en zonas de alta afluencia como el Centro Histórico.

Durante una conferencia de prensa este viernes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que pese a un aumento durante las semanas anteriores, existe una estabilización en el número de hospitalizaciones.

Hasta el momento, la capital tiene una ocupación de camas que asciende a tres mil 917 camas ocupadas; es decir, 56 por ciento de saturación.


Por ello, las autoridades locales dieron a conocer que además de las medidas sanitarias anunciadas en días anteriores como el aumento de pruebas rápidas, la suspensión del programa de reconversión de bares, la disminución de horarios de actividades y la implementación de códigos QR en negocios para detectar posibles contagios, el día lunes 7 de diciembre se publicará un decreto en la Gaceta para que tanto el Gobierno de la ciudad como los órganos autónomos, reduzcan sus actividades presenciales al mínimo.

Relacionado: Este es el decálogo de AMLO para evitar contagios COVID en la temporada decembrina

Esto significa que los trámites en ventanilla se disminuirán; el Tribunal Superior de Justicia y de Justicia Administrativa también tendrán que reducir sus actividades presenciales (ya habían retomado operaciones desde octubre) y también a partir del 7 de diciembre el servicio público comenzará sus vacaciones.

Por otra parte, se retomó el llamado a quedarse en casa y solo a salir a la calle a lo indispensable.

“Hay un cambio en el llamado a la población, a regresar a quedarnos en casa, es un llamado distinto”, declaró Sheinbaum.

También se pidió a las empresas que retomaron actividades en oficinas a volver a la trabajo remoto .

Además se retomarán los filtros la sanitarios y la dosificación de personas en el Centro Histórico, en la Central de Abasto y en las zonas comerciales de alta afluencia de personas.

Y también se implementará el programa de códigos QR en el transporte público centralizado como el Metro, Metrobús y RTP.

Por último, a partir de la próxima semana se incrementará en 600 camas la capacidad hospitalaria local.