El Gobierno de la Ciudad de México informó que trabaja en un decreto para liberar a los presos que hayan sido víctimas de tortura durante su proceso judicial.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dio a conocer lo anterior en una conferencia de prensa y ahondó que esta semana se dará a conocer con exactitud cuántas personas privadas de su libertad podrían beneficiarse.

“Hemos pedido asesoría del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México para, tanto emitir un decreto por parte del Gobierno de la Ciudad, como para el análisis de cada caso.

“Esta misma semana podemos dar los números y exactamente qué procedimiento se va a llevar a cabo para que las familias y las personas que están privadas de la libertad no sigan bajo esta injusticia, que consideramos”, mencionó.

Previo a la intervención de Sheinbaum Pardo, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDH-CDMX), Nashielli Ramírez, dio un estimado de los presos a los que se podría beneficiar.

“A solicitud de la jefa de Gobierno, hemos estado haciendo un recuento de quiénes y cuáles son los pendientes con relación a las 44 recomendaciones que, sobre esta materia (tortura) ha emitido la Comisión de la ciudad; de esto, arrojamos 479 víctimas de tortura, de las cuales, 49 han padecido, no nada más la tortura, sino que esta tortura pudo o no haber interferido en el proceso de las víctimas, en su proceso de investigación“, dijo.

Añadió que de las 49 víctimas documentadas en recomendaciones, 40 son hombres y nueve son mujeres, y están distribuidos en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, en el Varonil Norte, en el Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla y en el Centro Femenil de Reinserción Social de Tepepan.

En todos los casos se acredita la tortura entre el periodo que comprende del año 2003 al 2015.

“Restarían 280 (víctimas), que se tendrían que investigar, y en eso vamos a hacer un proceso de depuración en la Comisión, para ver en qué casos ya están fuera de prisión, en qué casos se acredita o no que haya una investigación mayor para ver si estos casos de tortura rebasan y tocan cuestiones que tengan que ver con el proceso, y no nada más como la tortura como medio de control y castigo”, refirió.

Por último, mencionó que hay 150 casos que están reportados como tortura pero en otros contextos y no están incluidos en el reporte que se está elaborando para la jefa de Gobierno.

También puedes leer: Desde hace dos años, el número de presos se ha incrementado en CDMX