“Vamos a revisar cuáles son las mejores condiciones para el manejo de las nóminas y vamos a ponerlos a competir. Y dependiendo del beneficio que se obtenga para personal y gobierno, se decidirá dónde se invierten nuestros recursos”, fue el anuncio con el cual el Gobierno de la Ciudad de México pretende arrancar una contienda entre 66 empresas del sector bancario.


Ante representantes de estas instituciones, la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de la capital, Luz Elena González Escobar, dijo que debido a la falta de claridad en el manejo de los recursos y de las inversiones que se detectaron a la llegada de la nueva administración, se buscará reasignar la operación de nóminas y cuentas que conforman los 234 mil millones de pesos del presupuesto de la Ciudad de México

“Nos encontramos con poca transparencia en el manejo de los recursos financieros y de las inversiones de la ciudad, (con la oportunidad de incrementar) el grado de eficiencia desde una primera evaluación en cumplimientos de contrato y con la posibilidad de mejorar el servicio”, detalló la encargada de las finanzas en el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo.

Asimismo, la funcionaria afirmó que en la actualidad, de las 26 empresas financieras con las que la ciudad mantiene negocios, la mayor parte del ingreso se concentra únicamente a través de 6 bancos, sin que dichas firmas ofrezcan necesariamente una mayor eficiencia en la conducción del dinero público para el gobierno o los trabajadores que lo integran.

“Hicimos un ponderado de las 26 instituciones con las que tenemos contrato y realmente creemos que se puede mejorar el servicio en los rubros que manejamos (…) Encontramos que había una concentración en el manejo de las cuentas y no podríamos decir que eran las mejores o peores condiciones, porque no había procesos de competencia entre los bancos, ni se podía saber qué tasa ofrecían los otros organismos que tienen un producto similar”, profundizó.

No obstante, la secretaria omitió mencionar los nombres de los seis bancos que, de acuerdo con sus hallazgos, acapararon el manejo de recursos durante la administración de Miguel Ángel Mancera

González Escobar, convocó a los representantes de las 66 instituciones financiera del país a colaborar con la administración en la búsqueda de mejores esquemas de inversión de los recursos, a fin de “tejer una relación más abierta y transparente con los bancos e instituciones financieras”, promoviendo así una mayor competencia y rendición de cuentas.

Nuevos lineamientos

En la reunión con los integrantes del sector bancario, la Secretaría de Administración y Finanzas de la CDMX dio a conocer las “nuevas reglas del juego” que pondrán en marcha, las cuales forman parte de la estrategia del gobierno actual.

“Así como se pone a competir a los diferentes proveedores para las diferentes licitaciones, en el tema de los recursos públicos también tendrá que ser una decisión colegiada del porqué se decide por un proyecto y no por otro”, comentó Luz Elena González.

En síntesis, explicó que se le entregará el manejo de las nóminas y cuentas a aquellas firmas que presenten los mejores rendimientos y servicio para los trabajadores y para el gobierno mismo.


Entre las peticiones que hará el gobierno de la CDMX a los banqueros están que se garantice la red de cajeros automáticos; beneficios para la administración local –acceso a eventos y prestaciones para los trabajadores– una mejor tasa de interés, gastos funerarios y planes de recompensa, entre otros

De igual forma, la titular del organismo anunció la creación de un Comité de Inversión y Análisis de Riesgo para impulsar la transparencia de los convenios vigentes de la Ciudad de México con los principales bancos del país.

La siguiente semana se publicarán los lineamientos con el objetivo de institucionalizar las decisiones de inversión de la actual administración capitalina, para que éstas no dependan de los funcionarios en turno.

Con poco más de mes y medio desde que Claudia Sheinbaum asumió el poder en la localidad, el gobierno invitó a las 66 instituciones financieras a colaborar en el nuevo esquema. Brindando sus mejores ofertas de servicio para beneficio colectivo.

Los temas que se pusieron sobre la mesa –y con los que se partió la discusión– fueron la administración de nóminas, el avance en los esquemas tecnológicos auxiliares de la tesorería y el buscar nuevos modelos de inversión de los recursos públicos de la capital.

Además de trazar la nueva ruta que pondrá en marcha el gobierno de la CDMX, la titular de Finanzas explicó al sector bancario sobre las fusiones de áreas que se concretaron en este lapso, fundamentalmente la que tiene que ver con la unión de la Oficialía Mayor y la Secretaría de Finanzas.

Se afirmó que ante las irregularidades encontradas hasta la fecha en el manejo de recursos de la pasada gestión, todas han sido reportadas ante la Contraloría General, quien será la responsable de investigar y en su caso, determinar si hubo violaciones a la ley