La Ciudad de México está apunto de pasar al color amarillo en el semáforo epidemiológico por COVID-19 y todos los indicadores lo confirman, dice el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México y epidemiólogo, Carlos Alberto Pantoja Meléndez.

Sin embargo, por el posible impacto de una tercera ola por la Semana Santa, las autoridades prefieren seguir en naranja.

“Tenemos menos de 30 por ciento de ocupación hospitalaria, pero se mantiene la alerta por los que relajaron las medidas durante Semana Santa”, señala.

El pasado 4 de abril, el Gobierno local informó que dentro del modelo epidemiológico aplicado, la Ciudad de México tenía una evaluación de 16 puntos y está a uno de pasar al color amarillo; el rango para estar en este color es de 10 a 15.

Dicha calificación, según lo dado a conocer, la obtuvo la ciudad a través de diversos indicadores.

El primero, es la tasa de reproducción del virus que actualmente está en una tasa 0.77 por ciento.

Después, está la tasa de incidencia de casos por cada 100 mil habitantes que se ubica en 99.3. Mientras que la tasa de hospitalizados por cada 100 mil habitantes es de 23.

Posteriormente, está la ocupación hospitalaria general que se ubica en 29 por ciento y, la ocupación de camas con ventilador, 40 por ciento.

A su vez, la positividad de casos de COVID-19 está situada en 13 por ciento.

Y el indicador que tiene más disminución, es el de la tasa de mortalidad que se ubica en menos 1.037 por ciento por cada 100 mil habitantes.

En este sentido, Pantoja Meléndez espera que dichos indicadores continúen en disminución.

“Ya se conoce más al virus y eso permite tener un mayor control”, señala.

Por último, afirma que pese a que la capital del país y el Valle de México concentran al mayor número de muertos, esto no se le puede adjudicar directamente al manejo de la pandemia por parte del Gobierno.

“La mortalidad alta es por muchos factores, como las comorbilidad de la población, por ejemplo, el mayor factor de riesgo es la diabetes y la obesidad, pero también han muerto muchas personas que son de comunidades marginadas”, dice.

También puedes leer: Evalúa CDMX regresar a clases en semáforo amarillo; “hay que ver cómo evoluciona la pandemia”: Sheinbaum