¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

TRENGUADALAJARA

Catedral en riesgo

Luis Herrera

El paso de la tuneladora de 2 mil toneladas de peso justo frente a la Catedral de Guadalajara, para edificar la Línea 3 del Tren Ligero, trae un riesgo real para este inmueble histórico que obligó a las autoridades a pagar una fianza millonaria para cubrir cualquier posible daño.

La Línea 3 implica la construcción de un túnel de 5.3 kilómetros que cruzará por debajo de todo el Centro Histórico tapatío, perforado por ese taladro gigante de 130 metros de largo y 10 de diámetro, en un trazo flanqueado por 19 monumentos históricos, incluida la Catedral que data de 1561.


Jul 22, 2016
Lectura 6 min
portada post

2,000 toneladas de peso de la tuneladora que se utiliza en las obras de perforación de la Línea 3

El pago de estas fianzas por 140 millones de pesos por parte de la SCT para la protección de la Catedral y otros templos no era opcional, por el contrario, era un requisito indispensable para desarrollar la Línea 3.

https://youtu.be/2z2c7tDnuu8

El paso de la tuneladora de 2 mil toneladas de peso justo frente a la Catedral de Guadalajara, para edificar la Línea 3 del Tren Ligero, trae un riesgo real para este inmueble histórico que obligó a las autoridades a pagar una fianza millonaria para cubrir cualquier posible daño.

La Línea 3 implica la construcción de un túnel de 5.3 kilómetros que cruzará por debajo de todo el Centro Histórico tapatío, perforado por ese taladro gigante de 130 metros de largo y 10 de diámetro, en un trazo flanqueado por 19 monumentos históricos, incluida la Catedral que data de 1561.

Aunque autoridades federales y estatales han asegurado que la tecnología que se usa evitará que se generen daños en los inmuebles históricos, documentos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revelan que este les exigió el pago de fianzas para prever cualquier tipo de afectación a esas estructuras.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a cargo de esa obra de 20 mil millones de pesos, tuvo que depositar a favor del INAH cuatro finanzas por 140 millones de pesos, el 16 de marzo de 2016, con este detalle:

Por la Catedral de Guadalajara pagó 50 millones de pesos; y 30 millones de pesos por cada uno de estos inmuebles históricos: el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe, también conocido como El Santuario; el Templo de San Francisco de Asís, y el Templo de San José de Gracia.

El titular de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, Arturo Balandrano Campos, precisó esto a Reporte Indigo en una solicitud de información, con el oficio 401.F(24)137.2016/2399:

“El monto de las fianzas asignado se fijó por peritos adscritos al INAH, tomando en consideración las características arquitectónicas y la relevancia de los monumentos, sus materiales, acabados, técnicas constructivas, piezas ornamentales y especialmente la estimación del costo de restauración en el supuesto de un daño mayor, considerando aquello que haga relevante al bien, así como su superficie de construcción, ubicación y datación”.  

Temores místicos

El cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, ha reconocido que hay preocupación por los efectos que pudiera traer la perforación frente a la Catedral, a una profundidad de entre 25 y 30 metros, y a un paso muy lento, pues la tuneladora avanza por día apenas 14 metros.

“Sí hay una preocupación por monitorear lo que vaya sucediendo una vez que comience el trabajo de la tuneladora, eso se está previendo, que haya antes de iniciar un diagnóstico y vaya un seguimiento a medida que va avanzando la obra”, dijo a medios el 17 de abril.

Así se fijó en la autorización del INAH al proyecto en el oficio 401.F(6)19.2015/5742, del 18 de diciembre de 2015, emitido por la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, para Juan Anaya Medina, director general adjunto de Regulación Económica de la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de SCT.

Ahí se exigen las fianzas con base en el artículo 42, fracción VII del Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, y apunta:

 “Por los montos que el INAH determine para todas y cada una de las etapas constructivas y/o de intervención del proyecto, para garantizar a satisfacción de esta institución la conservación y protección de los monumentos históricos localizados en el trazo del tren”.

El INAH condicionó: “Sin la exhibición de la garantía que previamente se describe, no se podrá llevar a cabo la realización de ningún trabajo previsto en la presente autorización”.

 Autoridades como el Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur) y el gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, han afirmado que la construcción del túnel usa distintos sistemas de medición y monitoreo, incluso de tipo láser, para detectar cualquier daño a los inmuebles en superficie.

Han dicho también que las vibraciones de la tuneladora son imperceptibles para el ser humano, no obstante, el día que se anunció su arranque, el pasado 5 de mayo, Sandoval Díaz dedicó buena parte de su discurso a la preocupación existente por la perforación debajo del casco histórico de la ciudad.

“Cuidaremos todos nuestros edificios históricos con la tecnología más avanzada, para poder revisar que cualquier situación inmediatamente se nos esté notificando”, dijo Sandoval, y anunció una línea telefónica para reportar cualquier incidente.

Plan anticatástrofe

El INAH recibió las fianzas por cuatro monumentos históricos; y para el resto de los 19 en el trazo de la tuneladora hay un seguro.

“El resto de los inmuebles históricos identificados en el trazo de la ruta del Tren Ligero están protegidos por el seguro que para tal fin contrató la SCT”, detalló el INAH.

Antes de autorizar el proyecto, el INAH solicitó la opinión del Instituto de Ingeniería de la UNAM, sobre los posibles efectos de la construcción del túnel en 19 monumentos históricos.

Derivado del análisis de la UNAM se exigió también el reforzamiento estructural preventivo de tres templos: Catedral, San José de Gracia y San Francisco de Asís.

En el permiso del INAH a la SCT  se advierte que si se genera algún riesgo para el patrimonio cultural edificado, se ordenará la suspensión de los trabajos hasta  que se definan las medidas que garanticen su estabilidad.


Notas relacionadas

Ene 27, 2020
Lectura 5 min

May 17, 2017
Lectura 7 min

TRENGUADALAJARA

Historia entre grietas

Luis Herrera


May 17, 2017 Lectura 7 min

Abr 6, 2017
Lectura 4 min

TRENGUADALAJARA

Descartan futuro desgaste en Línea 3

Luis Herrera


Abr 6, 2017 Lectura 4 min

Mar 23, 2017
Lectura 5 min

TRENGUADALAJARA

Advierten por ‘falla Ebrard’

Luis Herrera


Mar 23, 2017 Lectura 5 min

Comentarios