Autoridades del Estado de México catearon el domicilio de una familia que asesinó a un perrito a golpes, con piedras y palos, al interior de su vivienda en la colonia Santa María Tlayacampa, en Tlalnepantla.

Testigos que presenciaron los hechos difundieron un video donde se observa a ocho integrantes de una familia turnándose para golpear al animal con diferentes objetos, mientras él se encontraba amarrado.

Pese a la brutalidad de los golpes, el perrito se mantuvo en pie, sin siquiera intentar defenderse; hasta que un sujeto le lanzó dos grandes piedras en la cabeza. El pequeño cayó al suelo y comenzó a convulsionar hasta perder la vida. Mientras tanto, los vecinos que grababan la escena les pedían a los delincuentes detenerse y no asesinarlo.

El fiscal general del Estado de México (FGJEM), Alejandro Gómez Sánchez, informó que ese organismo inició una carpeta de investigación por el delito de maltrato animal. Los policías encontraron sin vida al perro en la azotea de la casa, justo en el mismo lugar en donde aparentemente también lo apuñalaron.

Además, mostró imágenes de las pruebas del delito, entre ellos, zapatos y un pantalón manchados con la sangre de la víctima, así como unas tijeras, dos cuchillos de cocina con sangre y pelito café y un motor metálico ensangrentado.

La organización Mundo Patitas informó que los agresores del perrito son la familia Martínez y que la víctima había vivido encadenado toda su vida en la azotea del inmueble. Dos de los asesinos son Fernando y Alejandra Martínez, quienes fueron vistos en el Ministerio Público del municipio. Este martes, confirmaron que ambos delincuentes están detenidos.

“Con mucha satisfacción compartimos la noticia de que al menos estos dos sujetos ya están detenidos”, escribió Mundo Patitas en sus redes sociales.

Según el Código Penal del Edomex, los asesinos del perro podrían pasar de 6 meses a 3 años de prisión y pagar una multa de hasta 200 días de multa; así como una reparación del daño para el Fondo para la Protección a los Animales del Estado de México.


A la letra, el artículo 235 Ter. dice que “A quien cause la muerte no inmediata, utilizando cualquier medio que prolongue la agonía de cualquier animal que no constituya plaga, se le impondrá una pena de seis meses a tres años de prisión y de cien a doscientos días multa”.

Te puede interesar: “¡No lo maten!”: Torturan y asesinan a perro en Tlalnepantla; habría atacado a persona (VIDEO)