Una corte de Estados Unidos programó para julio próximo el juicio contra el actor mexicano Pablo Lyle, quien está acusado en Miami del homicidio involuntario de Juan Ricardo Hernández durante una pelea ocurrida en el 2019.

Lo anterior fue dado a conocer durante una audiencia virtual, en la que la jueza Diana Vizcaíno escuchó a ambas partes y programó tanto la audiencia de estatus como el juicio para el próximo 8 de julio.

“Parece que ambas partes han acordado una postergación conjunta en este asunto, que se concede”, expresó la jueza Vizcaíno tras escuchar a la fiscalía y la defensa.

De hecho, esta determinación se produce después que el proceso inició en abril de 2019 y ha estado repleto de retrasos, algunos de ellos debido principalmente a la pandemia de COVID-19.

Esta es la séptima ocasión en la que el juicio se posterga desde abril de 2019, poco después del incidente vehicular de finales de marzo en el que el cuñado de Lyle trasladaba al aeropuerto al actor, su esposa y dos hijos cuando su automóvil se cruzó con el de Juan Ricardo Hernández, un cubano de 63 años que posteriormente falleció en un hospital a causa de una lesión cerebral.

Por su parte, la defensa del actor indicó que espera tener el testimonio de dos testigos “clave”, familiares de Hernández, de 63 años, para hablar de su “actitud y comportamiento” el día de la pelea.

En ese sentido, Lyle argumentó que le dio un puñetazo en la cara al cubano de 63 años debido a que temía que el sujeto lo atacara con un arma; sin embargo, el argumento fue descartado por otro juez y por una corte de mayor instancia, que devolvió el caso al tribunal de Miami para que vaya a juicio.

Puedes leer: Se aplaza el juicio del actor mexicano, Pablo Lyle, por homicidio en Miami

Asimismo, el actor se conectó por Zoom a la audiencia del jueves, pero no hizo ninguna declaración. Su abogado Philip Reizenstein y la fiscalía estuvieron presentes en la sala y fueron los que pidieron más tiempo a la jueza.

Finalmente, Reizenstein explicó que le faltaba interrogar el viernes a dos testigos claves que son familiares de Hernández y que hasta ahora “han hecho todo lo posible” para evitar declarar ante los abogados de Lyle.

Ana Araujo habla

Por su parte, Ana Araujo, pareja sentimental de Pablo Lyle, abrió su corazón para la prensa y confesó cómo continuó su vida tras el arresto domiciliario del actor por homicidio involuntario.

“Estoy viviendo una situación que muchas mujeres viven en el mundo. Te quedas como la cabeza de la familia, entonces no queda de otra más que chambearle. Me he abierto las puertas y la gente me ha ayudado a trabajar en diferentes cosas. Las situaciones difíciles te hacen crecer como persona”, dijo en su encuentro con los medios de comunicación.

Este día se tenía programada una nueva audiencia de Pablo Lyle, por lo que Ana Araujo habló al respecto.

“Ha pasado mucho tiempo, pero sin duda seguimos esperando. Es para fijar su fecha de juicio, así que estamos súper esperanzados. Pregúntenle a sus abogados porque yo no sé, pero la esperanza nunca muere”, declaró.