La toma de casetas que sigue afectando a la red carretera que opera Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe) — calculada en 35 por ciento de la red nacional carretera— causó que el Gobierno de México dejara de recaudar una bolsa cercana a los ocho mil millones de pesos en los últimos años.

Mediante los mecanismos de transparencia, Capufe proporcionó un informe a través del cual se reporta un total de 17 mil 997 registros inherentes a eventos de tomas de las plazas de cobro que operan, desde el 1 de diciembre del 2012 al 30 de septiembre de este año.

De esta forma, al considerar tanto la administración federal que encabezó el ex presidente del PRI, Peña Nieto, como la actual que preside Andrés Manuel López Obrador, Capufe asegura que la toma de casetas ha generado pérdidas totales para el Estado mexicano por 7 mil 894 millones 293 mil 993.24 pesos, según el folio 330003321000028.

Debido a la seria problemática que representa esta invasión de casetas tanto para Capufe, del Gobierno de México, como para los concesionarios privados, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal anunció desde el año 2020 la implementación de un operativo especial para contener esta práctica

El 13 de octubre de 2020 la dependencia federal anunció: “La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, informa a través del subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, que las acciones de prevención para evitar la toma de casetas a lo largo de toda la red carretera del país (no solo en las de Capufe), han permitido evitar pérdidas de más de 7 mil 720 millones de pesos.

“En respuesta a la indicación del presidente Andrés Manuel López Obrador para terminar con este tipo de extorsión, se llevan a cabo una serie de reuniones permanentes entre autoridades de los tres niveles de gobierno con el propósito de detectar las principales casetas en las que grupos civiles exigen cuotas obligatorias a los usuarios de dichas vías de comunicación”, agregó.

En aquella ocasión, el subsecretario Mejía Berdeja, aseguró que en el país existían plazas de cobro que habían permanecido durante años en manos de grupos, por lo que el operativo implementado buscaba precisamente retomar el control de las casetas a favor del Gobierno mexicano.

“Es un programa de recuperación paulatina e ininterrumpida de las casetas de peaje, muchas de las cuales tenían muchos años en poder de grupos que usufructuaban indebida e ilegalmente recursos públicos. Esto viene de años atrás del inicio de este gobierno y vamos a seguir en este proceso de recuperación de las casetas”.

Por ejemplo, se informó que como parte de estos trabajos y privilegiando en todo momento los derechos humanos, la Guardia Nacional liberó el pasado 27 de septiembre las casetas federales del estado de Nayarit conocidas como Ruiz, Acaponeta, Trapichillo, Matanchén, Santa María del Oro, La Cantera, Compostela y Amado Nervo, las cuales fueron tomadas durante varios meses por grupos de inconformes que exigían cuotas obligatorias a los usuarios de dichas vías de comunicación.

Protesta y delincuencia, motivos de la toma de casetas

En su comparecencia ante el Senado, efectuada este 13 de octubre de 2021, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Arganis Díaz Leal, aseguró que las organizaciones delincuenciales también están involucradas en la toma de casetas, por lo que no siempre se trata de una protesta o inconformidad social.

“La toma de casetas ya no solamente es un acto de protesta social como se presenta mucho en Chilpancingo y Ayotzinapa, sino que ya son organizaciones de delincuentes que se aprovechan de eso para tener recursos y, por lo tanto, se está aplicando con el apoyo de la Guardia Nacional y la Fiscalía pues ya (existen) sanciones”.

En aquel encuentro con los senadores, el titular de la SCT también aseguró que, al considerar las afectaciones para las arcas públicas y también para los concesionarios privados, la toma de casetas puede generar pérdidas en un solo año que superan los 4 mil millones de pesos, de acuerdo con su exposición.

“El año de 2020 el monto de pérdidas por la toma de casetas ascendió a cuatro mil 121 millones de pesos distribuidos de la siguiente manera: Fonadin, que opera Capufe, mil 526 millones de pesos; la concesionaria Ideal, dos mil 371; la concesionaria RCO, 62.6; la red propia de Capufe, 154 millones de pesos; y el paquete Michoacán, allá en Aguililla, de 5.9 millones de pesos”.

Jorge Arganis Díaz, titular de la SCT, aseguró que las organizaciones delincuenciales también están involucradas en la toma de casetas

Ingresos de Capufe

En el tercer Informe de Labores del presidente, López Obrador, se brinda un reporte sobre los ingresos que ha tenido Capufe en el último año.

“Del 1 de septiembre de 2020 al 30 de junio de 2021, Capufe registró un ingreso por peaje, a nivel devengado de 26 mil 688.3 millones de pesos, sin IVA. De este monto, el 42.2 por ciento correspondió a automóviles, 53.9 por ciento a camiones y 3.8 por ciento de autobuses”.

En el documento también se menciona que los operativos para evitar que las casetas de cobro sean invadidas continúan en marcha.

“En coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, SCT, Capufe, Secretaría de Gobernación y los gobiernos estatales involucrados, se implementó la Estrategia Caseta Segura en las Plazas de Cobro 7 San Marcos, 8 San Martín, 71 Chalco, 26 Amozoc y 27 Esperanza, en julio y octubre de 2020. Aunado a las Plazas de Cobro 1 Tlalpan, 24 Tepoztlán y 5 Palmillas, que ya eran intervenidas con este operativo para evitar la toma de caseta”.

Capufe está a cargo de una fracción importante de la red carretera del país, pues de acuerdo con el Informe, esta instancia “opera y conserva una red de caminos y puentes de cuota, cuya presencia institucional representa el 35 por ciento de la Red Nacional de Autopistas y el 60 por ciento de la Red Nacional de Puentes en todo el país. Esta red operada, está conformada por 3 mil 760.8 kilómetros (13 mil 584.8 km/carril), considerando la red propia y la red del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), así como 120 plazas de cobro en ambas redes”.

También puedes leer: Bloqueos ferroviarios afectan suministro en estados