Los partidos políticos en la Ciudad de México ya definieron a sus candidatos para participar en las próximas elecciones. Sin embargo, se colaron algunos perfiles con “claroscuros”.

Al menos seis candidatos que participarán en las próximas elecciones con distintos partidos tienen antecedentes de acusaciones de corrupción, investigaciones judiciales o son familiares directos de otros políticos e incurren en nepotismo.

Se trata de Andrés Sánchez Miranda, del PAN; Anthea Sansores, de Morena; Luis Alberto Chávez García, del PRD; Alfa González Magallanes, del PRD; Tania Nannete Larios Pérez, del PRI; y Mario Becerril, también del tricolor.


Estos candidatos, pese a su historial o vínculo familiar o político, participarán en las elecciones de 2021 donde se renovará el gobierno de las 16 alcaldías, los concejos y se elegirán a los integrantes del segundo Congreso de la capital

El 15 de marzo pasado concluyó el plazo estipulado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) para entregar sus listas de candidatos a diputados locales y alcaldes, mismas que se hicieron públicas y, con ello, se definieron los perfiles a contender por un cargo de elección popular en la capital.

Candidatos polémicos por acusaciones

Andrés Sánchez Miranda es candidato a una diputación del Congreso de la capital por la coalición Va Por México, que conforma el PRI, PAN y PRD. Su partido de extracción es el PAN.

No es la primera vez que Sánchez Miranda contiende por un escaño, pues fue asambleísta en la VI Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Posteriormente, durante la VII Legislatura que comprendió el periodo de 2015 a 2018, fue el Contralor de la ALDF.

Cuando estaba en ese puesto, Reporte Índigo documentó en la nota “Conflicto de Interés en el Congreso de la CDMX”, publicada el 4 de febrero de 2020, que permitió la contratación de una empresa cuyo representante legal tiene militancia con el PAN, partido en el que también está inscrito.

En el texto se explica que su nexo partidista fue el que ayudó a que Pegaso Magno S.A. de C. V. de Guillermo Cerda Guillén, también panista, fuera añadida al padrón de proveedores de 2018 y pudiera obtener un contrato en febrero de ese año por 250 mil pesos.

El documento no fue auditado y hasta el momento se desconoce si ha habido alguna sanción.

Después está Alfa González Magallanes, candidata a la alcaldía de Tlalpan por la coalición Va Por México. Ella es una exfuncionaria de la administración anterior y fue candidata en 2018 para gobernar la misma alcaldía.

En 2016, la actual aspirante a alcaldesa de Tlalpan se desempeñaba como directora general de Regularización Territorial del gobierno de la Ciudad de México.

En abril de ese año, uno de sus colaboradores, Miguel Ángel Torres, fue sorprendido supuestamente dando apoyos sociales y promocionando al PRD en Tlalpan. Tras la denuncia pública, González Magallanes lo removió.

Sin embargo, la entonces diputada local del PRI, Dunia Ludlow, solicitó a la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) investigar a González Magallanes por ser la responsable de que su subordinado usara programas sociales para favorecer al Sol Azteca.


El 15 de marzo pasado concluyó el plazo estipulado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México para entregar sus listas de candidatos a diputados locales y alcaldes

Por último, están los casos de Tania Nannete Larios Pérez y Mario Becerril que son candidatos de representación proporcional por el tricolor a legisladores locales.

Ambos son cercanos a Cuauhtémoc Gutiérrez, exdirigente del PRI que está prófugo y tiene una orden de aprehensión por trata de mujeres.

Becerril fue secretario jurídico del PRI en la capital durante la gestión de Gutiérrez.

Mientras que Larios Pérez, quien actualmente es secretaria general del PRI en la capital, es cercana al presidente local del tricolor, Israel Betanzos, quien fue operador de Cuauhtémoc Gutiérrez y asesor de su hermana, Norma Gutiérrez.

Los familiares de los políticos

Como candidata de Morena a diputada local por Álvaro Obregón está Anthea Sansores,quien es sobrina de la alcaldesa con licencia de la demarcación, Layda Sansores.

Antes de ser candidata, Anthea Sansores era funcionaria en la administración de Layda pese a que se incurría en un acto de nepotismo: la alcaldesa favoreció a su familiar directa.

También, en los candidatos registrados a una diputación local en la capital por la coalición Va Por México, está Luis Alberto Chávez García, quien es hijo del exdelegado perredista de Tlalpan, Higinio Chávez.

No obstante, no es la primera vez que Chávez García se ve beneficiado por el nexo que tiene con su padre; en 2016, se convirtió en diputado de la ALDF después de que Higinio pidiera licencia para ser diputado constituyente.

También puedes leer: Concejales de alcaldías de CDMX en claroscuros