Sandra Pámanes, aspirante a la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del PAN en Nuevo León no solo habría falsificado firmas de apoyo para obtener la candidatura, como se ha denunciado, sino que habría utilizado apoyos de panistas que ya fallecieron.

Las irregularidades en las firmas de apoyo que presentaron Pámanes y su equipo para contender por la dirigencia estatal panista ya fueron detectadas por la Comisión de Orden del PAN, quien en los próximos días podría hacer pública su investigación interna.

Documentos en poder de Reporte Índigo exhiben al menos dos casos de personas que ya fallecieron en 2017 y que un año después, ‘milagrosamente’ volvieron de la tumba para dar su apoyo a la exsecretaria del Ayuntamiento de Monterrey.

En las hojas utilizadas por el equipo de Pámanes para recolectar las firmas para la elección del Comité Directivo Estatal, aparece el nombre de la señora Josefa Carrizales Rodríguez del municipio de San Pedro Garza García.

Sin embargo, un acta de defunción expedida por la Secretaría de Salud, con el folio 170523438 da cuenta que la señora Carrizales Rodríguez falleció en Monterrey, Nuevo León, el 13 de junio de 2017 a la edad de 87 años, a causa de una peritonitis aguda.

Otro caso es el del señor Alfredo Montalvo Cavazos del municipio de Santiago, quien, según los registros entregados por la campaña de Sandra Pámanes le había dado su firma de apoyo en el reciente proceso interno

Pero, un acta de defunción expedida por el Registro Civil con el folio A194537199 detalla que Montalvo Cavazos falleció el 13 de junio de 2017 a la edad de 45 años por un choque séptico. La muerte fue certificada por el médico Eduardo Moreno Vera.

El proceso para la renovación de la dirigencia estatal no ha estado exento de controversia. La Comisión Estatal Organizadora del PAN ya había informado el 10 de octubre a Pámanes acerca de diversas irregularidades en su registro de firmas. Sin embargo, la aspirante denunció que las presuntas anomalías están fuera de norma y solo buscan perjudicarla.