Luego del apoyo masivo a favor de la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, también esposa del presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Felipe Calderón aprovechó el momento y pidió que también se respetase a Margarita Zavala.

Y es que fue durante este fin de semana cuando integrantes de la cuarta transformación respaldaron a la también doctora con los hashtags #orgullo y #BeatrizNoEstaSola.

En ese sentido, el expresidente de México Felipe Calderón Hinojosa exhortó a “repudiar también” las ofensas proferidas contra “otras mujeres” como la excandidata presidencial Margarita Zavala Gómez del Campo, quien también es su esposa.

“Es repudiable las ofensas proferidas contra la señora Beatriz Gutiérrez Müller. No comparto la idea de su propagación, pero me sumo al rechazo. Ahora toca repudiar también las ofensas que se han proferido contra otras mujeres, como Margarita Zavala, y que han sido alimentadas desde el poder”, publicó el exmandatario en su cuenta de Twitter.

Ante ello, no fueron pocos quienes acusaron que Calderón trató de sacar provecho político de la situación cuando siempre ha manifestado su repudio hacia la administración de AMLO.

Por su parte, el expanista también señaló que los insultos en contra de Margarita Zavala han sido promovidos desde el poder ya que se vive un ambiente de polarización.

Lee: Noroña revive seña obscena y revienta contra la oposición, Calderón y Margarita Zavala (VIDEO)

El ambiente de polarización y de odio que se instiga desde el poder trae como consecuencia violencia verbal y puede conllevar física, de no detenerse esta tonta estrategia suicida de dividir a los mexicanos. Desde el poder se estigma y ofende, incluso con apodos, a los ciudadanos”, añadió.

Desde que el presidente López Obrador proyectó el viernes, en su conferencia matutina, la publicación de un usuario de Twitter que insultaba a su esposa, las redes de apoyo a la llamada Cuarta Transformación, simpatizantes del gobierno federal e integrantes del gabinete lanzaron una campaña de elogios a Gutiérrez Müller, bajo el lema #BeatrizNoEstaSola.

En respuesta, una franja de adversarios se sumó a la campaña para denigrar y lanzar mensajes de odio contra la mujer, generando una de las polémicas rutinarias y estériles que genera Twitter.