Noé “N” habría provocado el aborto a una mujer derivado de una golpiza que le propinó el pasado 9 de mayo al interior de un inmueble en la alcaldía Cuauhtémoc. Este martes, el sujeto fue detenido por elementos de la Policía de Investigación (PDI) de la Fiscalía capitalina.

El arresto precedió a una denuncia ciudadana y la apertura de una carpeta de investigación por los delitos de violencia familiar equiparada, lesiones calificadas y aborto forzado.

“En la carpeta de investigación quedó asentado que el individuo posiblemente golpeó a la víctima y, como consecuencia de las lesiones, ella perdió al bebé que esperaba”, informó la FGJCDMX.

Noé “N” fue localizado en la colonia Santa María la Ribera y trasladado al Reclusorio Preventivo Varonil Norte, donde se encuentra a la espera de que un juez determine su situación jurídica.

El delito de aborto forzado es “la interrupción del embarazo, en cualquier momento, sin el consentimiento de la mujer embarazada”, según lo establecido por el Código Penal de la Ciudad de México.

Toda persona que hiciera abortar a una persona sin que ella lo consienta puede acceder a una pena de cinco a ocho años de prisión. Sin embargo, en caso de que la interrupción del embarazo sea provocada por violencia física o moral, el culpable podría pasar de ocho a diez años en la cárcel.

Recientemente se dio a conocer el caso de Vianney, una brigadista de Morena que también perdió a su bebé tras ser golpeada por dos simpatizantes de Movimiento Ciudadano en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Otro caso similar ocurrió en San Luis Potosí, donde Brenda Villegas denunció la pérdida de su embarazo tras sufrir agresiones físicas por parte de integrantes de la Fuerza Metropolitana del Estado.

Los hechos ocurrieron cuando los uniformados les exigieron acreditar que eran propietarios del vehículo donde transitaban. Cuando Brenda y su pareja se negaron a ser extorsionados por la policía, estos la golpearon y jalonearon hasta provocarle un aborto forzado.

Te puede interesar: Morena inicia proceso contra diputados que no despenalizaron el aborto