Luis Ángel Bravo, ex Fiscal General de Veracruz fue detenido durante la tarde de este domingo tras un operativo de inteligencia realizado por la Fiscalía en la Ciudad de México.

Policías ministeriales de Veracruz detuvieron al exfiscal tras la orden de captura emitido por la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, desde el pasado 11 de mayo y se le acusa de entorpecer una investigación y de apoyar a los responsables a eludir la justicia.

Según las investigaciones de la Fiscalía General del Estado, Luis Ángel había ordenado a sus subordinados ocultar y alterar el hallazgo de 13 cuerpos localizados el 19 de enero del 2016, en un lugar conocido como La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata.

En ese sitio, presuntamente se arrojaban los cuerpos víctimas de desaparición forzada, y cuando fueron localizados los restos del al menos 19 personas, Luis Ángel Bravo pidió a sus trabajadores que solamente reportaran el hallazgo de seis cadáveres.

Uno de los cuerpos encontrados y no reportado fue llevado a la localidad de Santa Ana, en Alto Lucero, donde se simuló el hallazgo del cadáver del policía David Lara Cruz, quien había desaparecido desde el 12 de enero de ese mismo año.

Según la Fiscalía, el resto de los cuerpos encontrados, fue entregado por orden del detenido, a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, para encubrir su hallazgo.

El 28 de mayo pasado, la Interpol emitió una ficha roja contra el exfiscal, por lo que era buscado en más de 190 países.

Por este mismo caso ya han sido detenidos el ex Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez; el ex Director General de la Fuerza Civil, Roberto González; el ex Director General de las Prisiones del Estado, José Óscar y cuatro funcionarios veracruzanos más.

La Fiscalía General del Estado también emitió una orden de aprehensión por el delito de desaparición forzada de personas contra el gobernador de la entidad, Javier Duarte.