Cinco meses después de los trágicos sucesos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, un expolicía vinculado con el homicidio del estudiante Julio César Mondragón Fontaine fue detenido por elementos de la Policía Federal.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó ayer que el exfuncionario municipal de Iguala Luis Francisco Martínez Díaz también está vinculado con el ataque al autobús en el que viajaba el equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, en el que falleció el joven David Josué García Evangelista, de 15 años.

La dependencia de la Secretaría de Gobernación detalló que Martínez Díaz fue aprehendido el pasado miércoles 25 de febrero, sobre la avenida Periférico, en el mismo municipio donde atacaron a estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

El detenido, de 40 años, era originario del municipio de Cocula, lugar en donde –según versiones de la Procuraduría General de la República– fueron calcinados los 43 normalistas que desaparecieron en septiembre pasado.

Además de Martínez Díaz, 90 personas han sido detenidas, incluyendo otros expolicías de Iguala y de Cocula, por su presunta responsabilidad en el ataque a los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

El acusado será ingresado al Centro Federal de Readaptación Social No. 5 en Veracruz.