Héctor Rodríguez Urióstegui, también conocido como “El Colín”, “El Gordo”, “El Michelín” o “El Piojo” y presunto cabecilla de Guerreros Unidos, fue detenido este sábado en Morelos por el delito de homicidio calificado.

Trasciende que el sujeto habría tenido alguna participación en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, pues es líder de una de las facciones del grupo delictivo que intervino en el secuestro de los jóvenes en septiembre de 2014.

El delincuente fue detenido por por elementos de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), la Guardia Nacional y la Secretaría de Marina (Semar) en la calle Vicente Guerrero de la colonia Granjas, en la capital del estado.

Tras varias labores de investigación, el sujeto de 38 años fue localizado en Morelos luego de ser catalogado como objetivo prioritario; pues además de estar involucrado con la desaparición de los 43 normalistas, cometía extorsiones, secuestros y homicidios para los Guerreros Unidos.

El sujeto ya contaba con una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado por el asesinato de Rosendo Arroyo Delgado y su esposa, Blanca Alicia Arias Martínez, en febrero del año pasado.

Según medios locales, el hombre ya se encuentra en prisión preventiva oficiosa en el Centro de Reinserción Social de la ciudad.

La Fiscalía General de Guerrero (FGE) informó que continuarán el trabajo “en materia de procuración de justicia y con ello mantener la incidencia delictiva a la baja en la entidad”.

Recientemente, la FGE emitió una orden de aprehensión contra Tomás Zerón, titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, acusado de haber torturado a Felipe Rodríguez Salgado, presunto líder operador de los Guerreros Unidos involucrado en la desaparición de los normalistas.

Según la Fiscalía General de la República (FGR) la tortura contra el delincuente se realizó con el objetivo de que él declarara y así justificar la “verdad histórica” sostenida por la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

A finales de 2020, el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, acusó a Zerón de ser “el orquestador de estas falsedades”, refiriéndose a la verdad histórica.

Te puede interesar: Giran otra orden de aprehensión contra Tomás Zerón por irregularidades en caso Ayotzinapa