El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, señaló este miércoles que después de más de un año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha dejado en claro que él siempre tuvo la razón y que “en todo momento, actuamos con estricto apego a la verdad”.

Por medio de un video, el gobernador expresó que “la Corte revierte la burda persecusión política en mi contra y la de mi familia, así como reafirma, que la soberanía de Tamaulipas no puede ser violentada por una mayoría legislativa facciosa en la Cámara de Diputados”.

A su vez, precisó que los ministros determinaron como ilegal la actuación de los diputados de Morena en su intento por desaforarlo, “destacaron la ilegalidad de jun juez federal que, sin motivo ni fundamento, intentó removerme a la mala como gobernador; el tiempo y la ley me han dado la razón, una y otra vez”.

Asimismo, en su video, Francisco García Cabeza de Vaca añadió que las denuncias que fueron promovidas en su contra fueron fabricadas y, por ende, estaban sustentadas en mentiras.

En ese sentido, el mandatario tamaulipeco mencionó que el proceso de desafuero fue impuesto por el partido en el gobierno “para sacar tajada política en los procesos electorales del 2021 y 2022”.

Fue esta tarde cuando por unanimidad, la Primera Sala de la SCJN invalidó la orden de aprehensión que emitió la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

Puedes leer: Suprema Corte invalida orden de aprehensión contra el gobernador Cabeza de Vaca

Dentro de su sentencia, el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá estableció que “se declara la invalidez de la solicitud de orden de aprehensión solicitada por la FGR, así como de la orden de aprehensión expedida en la causa penal en contra del titular del poder ejecutivo del estado de Tamaulipas”.

La FGR había girado esta orden acusando al gobernador de los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y defraudación fiscal.

A pesar se la resolución de la SCJN, se estableció que será el Congreso de Tamaulipas el que deberá decidir si se aplica o no la decisión.

“Se reconoce la validez del dictamen de declaración de procedencia a que este expediente se refiere, en la inteligencia de que este pronunciamiento no elimina por sí mismo la inmunidad procesal de la que goza el titular del poder ejecutivo del estado de Tamaulipas”, estableció la sentencia.