A dos semanas de la elección que definirá el rumbo de la alcaldía de Monterrey, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de Nuevo León enciende los focos rojos ante la posibilidad de la coacción del voto.

En entrevista a Reporte Indigo, el fiscal de delitos electorales, Gilberto Hoyos Koloffón, declaró que el órgano prepara un operativo ya que al existir una contienda muy cerrada podría haber actos ilegales.


“En las elecciones pueden pasar muchas cosas, no se descarta (nada), ahorita hay 9 candidatos, hay mucha competencia y los márgenes entre cada uno son pocos, entonces esa competencia puede originar se realicen prácticas que no son correctas y que van en contra de la normativa vigente. Por eso queremos impulsar la prevención y la denuncia”, explicó el fiscal electoral

El funcionario de Nuevo León agregó que el próximo 19 de diciembre se pretende clausurar representativamente el DIF, para evitar que haya coacción y condicionamiento del voto a través de programas sociales.

“(Evitar) la coacción o el condicionamiento, estas son dos cosas diferentes. La coacción cuando un superior jerárquico obliga al subordinado a que vote a favor de un partido o candidato y el condicionamiento de un programa social se aprovecha la necesidad del ciudadano”, señaló Hoyos Koloffon.

Por su parte, el concejal del Municipio de Monterrey, Bernardo González, explicó que ya se habló con los funcionarios para que dejen de lado cualquier simpatía con algún candidato y que se apeguen a la ley.

“Hay mucha gente que tiene años aquí, que pueden ser panistas y priistas, sin embargo esta gente se ha dedicado a trabajar en este concejo municipal y esto es lo que se va seguir haciendo, somos respetuosos y vamos a seguir trabajando sin anunciar algún programa”, confirmó el concejal.

Además organismos empresariales y ciudadanos se reunieron ayer con la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales para determinar ciertas acciones para cuidar la elección extraordinaria por la Alcaldía de Monterrey, el próximo 23 de diciembre.