Luego de ofrecerles mejoras en la infraestructura acuífera de la zona, el gobernador de Nuevo León, Samuel Alejandro García Sepúlveda, inició una mesa de diálogo con ejidatarios del municipio de Rayones, para captar los excedentes del Río Pilón para el área metropolitana de Monterrey.

Acompañado del Secretario de Desarrollo Regional y Agropecuario, Marco A. González; de la alcaldesa Sandra Torres y de representantes de la CONAGUA, el mandatario estatal pidió a los agricultores ceder parte de sus concesiones a cambio de la modernización del sistema de riego que permita eficientizar el uso del vital líquido.

Artemio Pérez Valdés, uno de los ejidatarios, subrayó que se encuentran en la mejor disposición de ayudar a Nuevo León y pidió al gobernador mantener el diálogo para llegar a un acuerdo.

Samuel García ofreció a apoyar con la limpieza de los canales, el desazolve y trabajar para eliminar las plagas que se encuentran en el afluente.

Recordó que ya han establecido convenios similares con agricultores de Las Lajas, Montemorelos y Terán que han ayudado a resolver los problemas ocasionados por la escasez de agua en el área metropolitana.

“La buena noticia es que sí hay lana, hay bolsas etiquetadas para el sector agropecuario y sí es mi facultad decidir a dónde, pues voy a meterle en donde me ayudaron, lo voy a hacer recíproco. Rayones ayudó, ahí se mete la lana, Las Lajas ayudó, ahí se mete la lana”, aseguró el mandatario estatal.