La Fiscalía General del Estado de Durango (FGED) liberó siete órdenes de aprehensión en contra de cuatro hombres y tres mujeres por los delitos de homicidio y lesiones agravados, al considerar que son responsables de los casos de meningitis que se presentaron en la entidad.

En un comunicado, la Fiscalía dijo haber emitido siete órdenes de aprehensión contra administradores y propietarios de cuatro hospitales privados en los que se produjo el brote a partir de noviembre pasado.

La FGED señala a Guillermo “N”, Sandra Idanes “N”, David “N”, Ilse Janeth “N”, José Miguel “N”, Dora Manuela “N” y Luis Carlos “N” como los responsables e incluso aseguró que cateó 13 inmuebles relacionados con los indiciados sin encontrarlos, por lo que se consideran prófugos de la justicia y se solicitó la colaboración de las 32 entidades, de la Fiscalía General de la República, así como de la Interpol, del Instituto Nacional de Migración y de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Además, para garantizar la reparación del daño de las víctimas se embargaron 17 bienes inmuebles, incluyendo en los que se encuentran los hospitales.

La contaminación de anestésicos causó un brote de meningitis en Durango que ha matado a 22 personas y enfermado al menos a 71

Casi todos los infectados eran mujeres sometidas a procedimientos obstétricos. Todas las pacientes fueron objeto de un procedimiento de anestesia aplicada por medio de agujas a la médula espinal. Más tarde, el Gobierno federal confirmó que las inyecciones estaban contaminadas con un hongo.

Algunos temían que la medicación se hubiera contaminado en el proceso de fabricación o distribución, pero las autoridades afirmaron que el problema surgió en los hospitales.

Según la Fiscalía, “resultados de laboratorio” determinaron que los procedimientos aplicados en esos centros fueron los causantes de la enfermedad aunque no aclararon qué se hizo mal.

Previamente, se habían cerrado las cuatro clínicas, alegando que se habían detectado “graves deficiencias” durante las inspecciones.

El pasado 1 de diciembre, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo que la presunta causa de la meningitis en el estado de Durango fue un procedimiento de anestesia aplicada por medio de agujas a la médula espinal, mejor conocida como raquia.

Te puede interesar: Meningitis: cómo se contagia la enfermedad aséptica que se convirtió en brote en Durango