El productor brasileño de petroquímicos Braskem Idesa (BI) llegó a un acuerdo con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) para construir una terminal de etanol en México.

Lo anterior fue confirmado tras hacerse público un documento enviado este martes a la Bolsa de Valores de Sao Paulo. El acuerdo se da meses después de las intensas críticas que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo contra la empresa extranjera.

Además se llegó a un nuevo acuerdo para suministrar al menos 30 mil barriles de etanol por día a Pemex hasta que la nueva terminal de importación entre en funcionamiento en la segunda mitad de 2024 o en febrero de 2025 a más tardar.

“Adicionalmente, el acuerdo establece un derecho de preferencia para que BI adquiera todo el etano que Pemex tenga disponible y no consuma en su propio proceso de producción hasta el 2045, a precios de acuerdo a referencias internacionales en México y permita la operación de BI a plena capacidad, con acceso a nuevas fuentes de materias primas”, indica el comunicado.

Lee: AMLO asegura que “Pemex no está la deriva” y destaca reestructuración de su deuda

Aunque para que el acuerdo entre en vigencia faltan las aprobaciones corporativas correspondientes, incluidas la de los accionistas acreedores de Braskem Idesa.

El nuevo acuerdo garantiza las operaciones de BI, brindando certidumbre a sus clientes, acreedores, accionistas y colaboradores, promoviendo el desarrollo de la petroquímica nacional
Braskem Idesa

Ayer, Braskem Idesa también anunció que producirá en México, y en colaboración con la empresa Alcamare resinas con plásticos reciclados.

“Alcamare es el mayor reciclador de México, cuenta con tecnologías de reciclaje mecánica y es capaz de generar productos de alta calidad. Este contrato de colaboración entre ambas empresas representa un importante acceso a un nuevo selecto mercado de reciclados de alta calidad”, señaló Braskem Idesa en un comunicado.

Braskem Idesa y el gobierno mexicano tuvieron diferencias desde el inicio de la administración, pues en diciembre de 2020 se anunció que se cancelaría el contrato de suministro de etano por parte de Pemex, luego que el Presidente López Obrador dijera que dicho acuerdo hubo corrupción desde el sexenio de Felipe Calderón.