Un nuevo elemento cobró relevancia dentro de la discusión nacional sobre delitos y malas prácticas en internet: el uso de bots en plataformas digitales.

Esta tecnología –que se basa en sistemas automatizados para la generación de discusiones o respuestas principalmente en redes sociales– se integró a la lista de problemáticas que están pendientes o en vías de regulación, tales como el hackeo, la usurpación de identidad, los crímenes de orden sexual y el fraude en línea. Un tema que ya está llamando la atención del Congreso de la Unión y que puso sobre la mesa este mismo año el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Este 5 de noviembre, en el marco del foro “Los Retos Actuales de la Ciberseguridad y la Ciberdefensa en México”, especialistas en tecnología y seguridad informática se reunieron con los integrantes de la comisión de Gobernación para encontrar las áreas de mejora del país en cuanto a realidades digitales.

Rocío Barrera Badillo, presidenta de dicha comisión, comenta en entrevista para Reporte Índigo que el tema de los ataques o la desinformación vía bots estuvo presente en este espacio, en donde se perfilaron los nuevos caminos a través de los cuales el Gobierno federal podría invertir en seguridad, protección de datos personales y acceso a la información.

“Ahorita hay dos propuestas en la comisión de Gobernación, pero son iniciativas que todavía no comenzamos a discutir y que tendrían que estar regulados toda vez que hay muchos perfiles llamados bots que en lugar de generar información verídica están malinformando o atacando”, menciona.

La diputada federal, quien este viernes 7 de noviembre presentó una iniciativa adicional para incorporar el sabotaje informático como delito dentro del Código Penal Federal, indica que estos foros son parte de un camino largo de gestión rumbo a mejores regulaciones en materia digital, las cuales en nuestra nación se encuentran muy por detrás en comparación con otros países.

“Todavía nos hace falta mucho como país en estos temas. Sin embargo los mecanismos de adopción de estas nuevas tecnologías nos van a llevar a incorporar controles de transparencia y rendición de cuentas para temas de desvíos de recursos y otras prácticas reprobables.

“Nos hace falta mucho todavía por avanzar, pero si todos los especialistas en la materia y desde el Congreso de la Unión se tiene la posibilidad de trabajar este tipo de iniciativas, vamos a ir avanzando”.

El limbo tecnológico

Para Luis Badillo Pérez, director general de la agencia digital Masclicks, el principio básico para encaminarse en el tema de las nuevas regulaciones en materia digital está en comprender primero los alcances de la tecnología, y en particular de los bots.


Si hablamos de política, los bots son los nuevos acarreados. Sólo que ahora, en lugar de darles tortas y frutsis, le damos un dinero a alguien que le sabe a la tecnología, los programa y los pone a trabajar

Luis Badillo

Director General Masclicks

El también presidente del comité de lineamientos y mejores prácticas de IAB –una de las asociaciones de publicidad y marketing interactivo más importante a nivel mundial–, dijo que lo que se tendría que hacer para afinar los temas del uso controlado de estas herramientas es un diálogo amplio con expertos y actores de gobierno, a fin de marcar la diferencia entre una ley eficiente y un esquema que abra la puerta a la censura de opiniones.

“Hay una delgada línea entre que sea un esquema de regulación y un esquema de censura; porque puede haber una persona que se la viva retuiteando todo a favor o en contra del presidente y eso no necesariamente lo haría un bot.

“Veo muy difícil que exista un marco regulatorio que se pueda controlar. No lo han podido hacer en latitudes más avanzadas en términos tecnológicos, como Reino Unido o Estados Unidos, por lo que veo complicado que en el corto plazo podamos tener una regulación de este tipo”.

Tema caliente

El pasado viernes 3 de mayo, en el marco del Día Mundial de la Libertad de Expresión, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo alusión por primera ocasión a las críticas recibidas en redes sociales, las cuales estaban nutridas en gran parte por estas herramientas tecnológicas automatizadas.

“Desde luego, es preferible esos excesos a que no haya libertad, pero lo ideal sería que las empresas encargadas de la venta de esta publicidad (granjas de bots) actuaran con ética, que cuidaran que no existieran estas redes ficticias o implementadas con cuentas falsas para agredir a opositores, eso sería lo mejor”.

“Suele pasar que hay opositores reales del flanco conservador que están en contra nuestra. Entonces, uno de ellos saca algo y con ese texto echan a andar toda la red de bots”, afirmó.

Este lunes 4 de noviembre, el titular del Ejecutivo volvió a sacar a colación el tema del uso de tecnología para ataques políticos. Esto a través de una gráfica presentada por el titular de la unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alejandro Mendoza Álvarez, quien mencionó que del análisis del comportamiento sistemático de las estructuras de redes en torno a la conversación #PrensaSicaria, en donde concluyeron que del total de usuarios, el 73 por ciento correspondieron a personas reales y el 26 por ciento fueron transmisiones automáticas por bots.

26

por ciento de los mensajes detectados en la conversación #PrensaSicaria fueron a través de bots

Cuentas vinculadas a figuras como el exsecretario de educación, Aurelio Nuño Mayer; el diputado federal Juan Carlos Romero Hicks y Luis Calderón Zavala, hijo de Margarita Zavala y Felipe Calderón.

“Los conservadores están desquiciados, desesperados, no tienen argumentos e insultan y utilizan robots, cosa que es inmoral. Nosotros nunca jamás lo hemos hecho ni se hará”, sentenció el presidente.

Bots No son el enemigo

A pesar de la polémica, para Luis Badillo es importante señalar que a los bots se les está dando una acepción que no necesariamente es positiva, pues el tema no se trata de estigmatizar la tecnología, sino distinguir la utilidad que se le da a estos sistemas.

“La percepción negativa con este tipo de sistemas que nos permiten automatizar tareas viene cuando son llevados a las redes sociales para hacer un uso no necesariamente positivo de ellas.

“Los bots nos permiten automatizar a quiénes seguimos, qué escribimos o retuiteamos; armar contenido de manera dinámica y básicamente es una estrategia que se utiliza para poder impulsar algunos temas. No tenemos que satanizar a la tecnología como un ente maligno que nos permite mover masas en favor de un discurso político. El uso que le demos a esta tecnología dependerá en primera instancia de la integridad de la persona que la utilice”.

También puedes leer: Hijo de Calderón, Nuño y Hicks estarían detrás de bots contra AMLO