¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

TRANSPARENCIAGDL

Bloquea información en Transparencia

Jonathan Ávila

Tras la publicación de las estrategias utilizadas en la Unidad de Transparencia del Ayuntamiento de Guadalajara para desalentar a los solicitantes, por medio del cobro de la reproducción de los documentos de la información pública,  la oposición despertó sus demandas hacia la titular de dicha unidad, Nancy Paola Flores Ramírez. 

La funcionaria ya tiene un viejo historial de críticas a lo largo de su gestión al frente de la oficina municipal.


Jul 24, 2014
Lectura 8 min

"Me certifica el servicio que yo te doy a ti como solicitante (…) no en materia de cómo te entrego la información, son dos situaciones completamente diferentes"

- Nancy Flores

Titular Transparencia GDL

"Las solicitudes de información, yo recuerdo, se respondían, pero no obstante que se tenía la respuesta, la consigna de Nancy era no entregarla"

- Cecilia Ayala

Exempleada
Transparencia GDL

Las críticas por la complicidad de Flores en actividades a favor de funcionarios, datan del 2012 en la etapa postelectoral

https://www.youtube.com/watch?v=WODefWaQoqY&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

Tras la publicación de las estrategias utilizadas en la Unidad de Transparencia del Ayuntamiento de Guadalajara para desalentar a los solicitantes, por medio del cobro de la reproducción de los documentos de la información pública,  la oposición despertó sus demandas hacia la titular de dicha unidad, Nancy Paola Flores Ramírez. 

La funcionaria ya tiene un viejo historial de críticas a lo largo de su gestión al frente de la oficina municipal.

El pasado 15 de julio, Candelaria Ochoa, regidora por Movimiento Ciudadano y presidenta de la Comisión de Transparencia de Guadalajara, señaló a la titular de la unidad como una de las responsables de que exista opacidad, así mismo señaló que tan solo en nómina gasta más de 190 mil pesos al mes.

No se sabe con exactitud el ingreso total de presupuesto otorgado a la oficina, pero de la nómina registrada más de 27 mil pesos van al sueldo que percibe Nancy Flores Ramírez, quien ingresó al Ayuntamiento como jefa de la Unidad de Transparencia a finales de septiembre del año 2011, según consta en los registros del municipio, dónde ganaba en un inicio poco más de 21 mil. Es decir, que su sueldo aumentó un 26 por ciento en tres años.

De acuerdo con versiones extraoficiales, Flores Ramírez logró llegar a la jefatura de la unidad después de la presión ejercida por Roberto “El Chino” López Lara, actual secretario general de Gobierno y entonces secretario general del Ayuntamiento, sobre la antigua titular de Transparencia, quien duró solo unos meses en ese cargo. 

La titular es licenciada en Derecho por parte de la Universidad de Guadalajara, según su cédula profesional del Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública.

Las críticas por su complicidad en actividades a favor de funcionarios de alto nivel datan de agosto del 2012, cuando en la etapa postelectoral se reveló que la oficina de la que estaba a cargo funcionó como un búnker de Jorge Aristóteles Sandoval, para cumplir funciones electorales, incluso se señaló la participación de trabajadores de la UTI en campañas , como lo publicó Reporte Indigo en Una oficina de Transparencia… y de campaña. 

Estos hechos se dieron a conocer después de la denuncia presentada por Cecilia Ayala Dávalos, exempleada de la unidad, quien fue despedida injustificadamente y reveló la destrucción sistemática de documentos referentes a solicitudes de información.

Ayala Dávalos explicó que los expedientes eliminados estaban fechados del año 2004 a 2011, los cuales contenían información de las dos últimas administraciones panistas y la del entonces alcalde, Aristóteles Sandoval, hoy gobernador del estado.

En las acciones señaladas se eliminaron más de 4 mil archivos. La destrucción fue ejecutada por Estela Rubio Nuño y Diana Janette Torres Pacheco, esta última amiga de Nancy Paola Flores, además de maestra de una de sus hijas, de acuerdo a lo publicado en Transparencia hecha pedazos. 

Estos hechos motivaron a que en abril del pasado 2013 los regidores por Movimiento Ciudadano, Salvador Caro y Candelaria Ochoa, presentaran una denuncia en contra de Flores Ramírez ante la Fiscalía Central por presuntos hechos de peculado, abuso de autoridad, así como desvío y aprovechamiento de atribuciones y facultades.

Esta denuncia no avanzó, al contrario, el alcalde Ramiro Hernández dijo que Nancy Paola permanecería en su cargo.  

Posteriormente, en mayo de ese mismo 2013, la Comisión de Participación Ciudadana y Acceso a la Información Pública inició el proceso de revisión de los expedientes de aspirantes a ocupar el puesto de consejero presidente del Instituto de Transparencia e Información Pública del Estado de Jalisco (ITEI), entre los que se encontraba la candidatura de Nancy Paola Flores Ramírez.

En el mes posterior al nombramiento de un nuevo presidente, se rumoraba que sería la actual titular de la UTI de Guadalajara quien ocuparía el puesto por su cercanía con funcionarios de alto nivel en el Gobierno del Estado, pero finalmente se mantuvo en el mismo cargo. 

En el mes de junio de ese mismo año, el ITEI resolvió emprender un procedimiento de responsabilidad administrativa en contra de la titular por incumplimientos legales con datos que debían ser publicados en el portal.

Esto tras un recurso de revisión interpuesto por el regidor panista Mario Salazar. Pero dicho proceso nunca concluyó en una sanción.

Ahora vuelve a ser señalada por la oposición, en particular por Candelaria Ochoa, cuya fracción edilicia solicitó públicamente al alcalde tapatío que la funcionaria presentara su renuncia, pero no ha habido ninguna respuesta. 

Contrario a eso, la titular expresó en entrevista con diversos medios que los señalamientos eran “calumnias”.

Sin embargo, para Cecilia Ayala Dávalos, exempleada de Flores Ramírez, la consigna de la jefa de la mencionada oficina es “negar la información”.

“Ella siempre va a estar dejando en reserva aquella información que pueda comprometer al Municipio o al ahora gobernador, porque hay que recordar que él fue, en su momento, presidente municipal”, reveló Ayala Dávalos en entrevista para Reporte Indigo.

Pese a la defensa de Nancy Flores, quien señala carecer de un presupuesto necesario para la digitalización de la información solicitada y facilitar los procesos de Transparencia, la exempleada menciona que la titular no se preocupa por entregar los documentos ni en la capacidad permitida por el sistema Infomex.

“Las solicitudes de información, yo recuerdo, se respondían, pero no obstante que se tenía la respuesta, la consigna de Nancy era no entregarla, había información que la teníamos en lo físico, que era la que pedía el ciudadano, pero como no convenía que se supiera o que se conociera, ella de una u otra forma se las ideaba para decir que no existía o (se daba) una negativa por cualquier sentido”, manifestó Cecilia Ayala.

Presume ISO

Una de las defensas más escuchadas durante las entrevistas concedidas por la jefa de la Unidad de Transparencia ha sido que los señalamientos de la regidora naranja, Candelaria Ochoa, son infundados debido a que la oficina a su cargo cuenta con una certificación ISO.

De acuerdo con Flores Ramírez, se cuenta con esta certificación debido al tiempo de respuesta que se da por parte de la unidad, que es “más rápida de lo establecido en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información”.

Derivado de diversas auditorias, el certificado ISO 9001-2008 fue entregado a la Unidad de Transparencia de Guadalajara por parte de la Asociación de Normalización y Certificación A.C. (Ance), por calidad en el servicio de la información.

Pero de acuerdo a las declaraciones de la propia Nancy Flores Ramírez en entrevista con este medio, este certificado solo verifica el buen servicio y no lo obligado por la Ley de Transparencia. 

“Me certifica el servicio que yo te doy a ti como solicitante de información, los procesos que yo tengo dentro de mi oficina en materia de calidad, no en materia de cómo te entrego la información, son dos situaciones completamente diferentes. 

“Es el servicio y la calidad que yo tengo con el usuario, nada más, no en materia de mis procesos de acceso a la información”, dijo Flores.

La atención que da la unidad es la que se encuentra certificada, no así los procesos y métodos utilizados y señalados en la Ley de Transparencia a los que está sujeta dicha oficina. 


Notas relacionadas

Feb 1, 2018
Lectura 3 min

Ene 27, 2015
Lectura 8 min

TRANSPARENCIAGDL

Envueltos en opacidad

Jonathan Ávila


Ene 27, 2015 Lectura 8 min

Jul 9, 2014
Lectura 8 min

TRANSPARENCIAGDL

Mañas en la transparencia jalisciense

Jonathan Ávila


Jul 9, 2014 Lectura 8 min

Abr 22, 2013
Lectura 5 min

TRANSPARENCIAGDL

Pago de favores en Transparencia

Ángel Plascencia


Abr 22, 2013 Lectura 5 min

Comentarios