¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MEDIO AMBIENTE

Blindar los santuarios

Luis Herrera

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas busca mejorar las normas para cuidar los sitios donde anidan las tortugas marinas, pues el decreto que estableció por primera vez la defensa de estos 16 refugios presenta errores en la definición de sus polígonos


Mar 5, 2019
Lectura 6 min
portada post

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) alista un decreto para fortalecer el blindaje jurídico de los santuarios de la tortuga marina en el país, incluyendo el de Playa Mismaloya que estuvo en riesgo de ser invadido por el Hotelito Desconocido, un resort presuntamente ligado con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Con dicho decreto la Conanp busca atender diversas problemáticas alrededor de estas áreas naturales protegidas (ANP) con categoría de santuarios como el hecho de que sus polígonos fueron delimitados con errores e imprecisiones que les generan vulnerabilidad jurídica.

El caso del santuario Playa Mismaloya en Jalisco es particularmente importante pues en 2009 estuvo a punto de ser anexado por el Hotelito Desconocido, un resort ubicado en Tomatlán que en 2015 fue asegurado por la Procuraduría General de la República (PGR) al identificarlo como un centro de lavado de fondos de la dupla CJNG Los Cuinis.

La finalidad de estos santuarios es proteger las zonas de anidación de las diversas especies de tortugas marinas que llegan a las costas del país

Lo que advierte la Conanp es que el decreto de 1986 que estableció por primera vez la protección de estos 16 refugios para la tortuga marina en México, mismo que ahora se quiere corregir, presenta deficiencias en la definición de sus polígonos, según lo señala el Estudio Justificativo para enmendarlo.

“Si bien el decreto especifica las coordenadas extremas y la longitud de la playa protegida, no precisa el deslinde total del polígono, lo anterior porque tal especificación no era obligatoria en 1986, año en que se decretaron las zonas de reserva y refugio, que en 2002 fueron categorizadas como santuarios”.

Estos santuarios buscan proteger las zonas de anidación de las diversas especies de tortugas marinas que llegan a las costas del país, pero los polígonos vigentes establecidos por el decreto de 1986 no se corresponden plenamente con las áreas más recurridas por las tortugas, e incluso hay traslapes con otras ANP, dice el estudio.

“Es probable que cuando se generaron los puntos de referencia de las coordenadas extremas del Decreto hayan existido errores de desfasamiento de los metadatos, lo cual puede deberse a las limitaciones tecnológicas de la época (…) Por tanto, la modificación que se propone en este estudio incluye la corrección de coordenadas para que los polígonos realmente abarquen la superficie de anidación”.

Por ejemplo, la Conanp descubrió que al aplicar sistemas de información geográfica con tecnología actual, en 13 de los 16 santuarios una o las dos coordenadas señaladas en el decreto se ubican en el mar

Así pasa con Mismaloya, por lo que advierte que entre las consecuencias originadas por la ausencia de un polígono definido para los santuarios, está la falta de certeza jurídica, limitaciones en el manejo y la vulnerabilidad de las ANP”.

Santuarios desprotegidos

Otra deficiencia detectada por la Conanp en los polígonos vigentes de los santuarios es que nunca consideraron la inclusión de algunas zonas de anidación que también son de alta relevancia, además de que el decreto de 1986 no consignó las superficies precisas a proteger en cada refugio.

Para resolver el primer problema el proyecto de decreto considera crecer los polígonos de 12 santuarios pues en estos las tortugas “con frecuencia anidan en sitios no incluidos dentro de las coordenadas del Decreto de 1986. Estas anidaciones llegan a representar hasta el 47 por ciento o más del total, lo que hace necesario ampliar los santuarios para que incluyan todas las playas de anidación”.

Así sucede en Mismaloya donde se requiere ampliar su área a 810.67 hectáreas totales (hoy son 628.44 ha) para integrar una zona donde se presentaron 3 mil 910 nidos de tortuga golfina en las temporadas 2013 y 2014, lo que representa el 39 por ciento de las anidaciones totales conocidas durante ese lapso (9 mil 990 nidos).

Precisar las superficies de los santuarios es necesario porque esta modificación al decreto permitirá tener certidumbre del territorio y los ecosistemas sujetos a preservación ecológica, con el objeto de aplicar las políticas de protección necesarias para asegurar la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos de las tortugas marinas, explica el documento.

La fase de consulta pública del nuevo decreto que reformaría al de 1986 ya se dio del 6 de junio al 27 de noviembre de 2018, pero aún no ha concluido su proceso de expedición.

El cártel y el santuario

En el 2009 el Hotelito Desconocido buscó que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) le autorizará dos nuevas concesiones sobre las playas de Tomatlán, con las que habría sumado casi nueve hectáreas de litoral a su disposición; posteriormente se descubriría que las nuevas áreas que pretendía explotar eran parte del santuario Playa Mismaloya.

El Hotelito Desconocido operaba entonces con tres títulos de concesión de playas (DGZF-051/04; DGZF-375/04; y DGZF-374/04) por 78 mil 611.1 m2; sin embargo, el 3 de abril de 2009 presentó ante Semarnat esas dos peticiones de concesión: una por 5 mil 577.1 m2, y otra por 5 mil 330.9 m2, ambas en la desembocadura del Río María García y del Estero El Ermitaño.

Dichas solicitudes emitidas por la firma W&G Arquitectos, propietaria del resort, obtuvieron el visto bueno de Tomatlán y de la Semarnat Jalisco, que las consideró “procedentes”, sin embargo, el trámite se vino abajo cuando la Conanp alertó que “las superficies que se pretenden obtener en concesión se ubican en el Santuario Playa Mismaloya”, en su oficio DROPC.-00000137, del 16 de marzo de 2010.

Con esa alerta la Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros de Semarnat tuvo que negar el par de concesiones el 11 de agosto de 2010. Cinco años después, el 19 de agosto de 2015, el Hotelito Desconocido y W&G Arquitectos fueron incluidos en la lista de Narcotraficantes Especialmente Designados del Gobierno de EEUU, y el resort fue asegurado por la PGR al ligarlo con el CJNG-Los Cuinis.


Notas relacionadas

Oct 16, 2019
Lectura 5 min

Oct 2, 2019
Lectura 3 min

MEDIO AMBIENTE

Llaman a proteger los océanos del cambio climático

José Pablo Espíndola


Oct 2, 2019 Lectura 3 min

Sep 30, 2019
Lectura 3 min

Sep 30, 2019
Lectura 6 min

MEDIO AMBIENTE

Los guardianes del cerro de la Estrella

David Martínez


Sep 30, 2019 Lectura 6 min

Comentarios