El único subsidio federal que actualmente apoya a la pesca en México, Bienpesca, enfrenta un problema: la opacidad en el padrón de beneficiarios impide comprobar que los recursos efectivamente lleguen a pescadores y acuicultores, revela el centro de investigación Causa Natura.

Se trata de el único subsidio pesquero desde el 2020, cuyo objetivo principal es apoyar la actividad pesquera en México. De 2011 a 2019, el presupuesto se canalizaba en 12 programas, pero a partir del año pasado todo se concentró en uno debido a la pandemia.

En su Cuenta Pública 2020, la ASF señaló que la Conapesca otorgó recursos a 41 pescadores ya fallecidos entre el 2013 y el 2020, mientras que 226 beneficiarios se quedaron sin apoyo

A través de Bienpesca, los pescadores y acuicultores reciben una transferencia no condicionada y directa de 7 mil 200 pesos, pero para que puedan acceder a este recurso deben estar registrados en el Padrón de Productores de Pesca y Acuicultura y realizar sus actividades al amparo de un permiso o concesión de pesca vigente o en trámite.

“Sin embargo, con la información reportada en el padrón de beneficiarios no es posible verificar que se cumplan dichos requisitos porque no se puede vincular con la información del Registro Nacional Pesquero y Acuícola (RNPA) y por ende con los permisos y concesiones de pesca comercial”, señala la última actualización de la plataforma “Pescando datos”, de la organización.

Causa Natura explica que el principal problema es que el Padrón de Productores Pesqueros y Acuícola es un listado de Unidades Económicas Pesqueras y/o Acuícolas, lo que imposibilita la vinculación con el padrón reportado, ya que no hay forma de vincular qué personas físicas están asociadas con qué unidad económica.

“Adicionalmente, el Padrón de Productores Pesqueros y Acuícolas no cumple con lo establecido en las Reglas de Operación ya que éstas estipulan que es un listado de personas físicas que están inscritas en una Unidad Económica Pesquera y/o Acuícola”, se lee.

Información poco clara de Bienpesca

Sara Chávez, investigadora de la Unidad de Datos en Causa Natura, dice que en el 2020, a partir de que la Conapesca dio el anuncio de que todos los subsidios pesqueros se iban a concentrar en Bienpesca, los cambios más importantes que encontraron en su análisis fueron los siguientes.

Un aumento en el número de beneficiarios y la mejora de la distribución en algunos términos, por ejemplo, se desconcentró la zona del Pacífico Norte que antes tenía la mayor parte de los recursos y se incrementó la participación de mujeres. Sin embargo, también disminuyó la calidad de los datos y la rendición de cuentas.

“No podemos comprobar que los beneficiarios realmente pertenezcan al sector, no podemos saber si tienen un permiso o una concesión de pesca, si están pescando de forma legal, ni tampoco se puede saber en qué pesquerías, ni vincular con mucha más información. Esto es preocupante porque es un retroceso para poder evaluar los procesos que está haciendo el Gobierno federal para el sector pesquero”
Sara ChávezInvestigadora de la Unidad de Datos en Causa Natura

Además, Chávez explica que hay un enojo del sector pesquero respecto a la distribución del 2020 debido a que los subsidios no han llegado a toda la población que necesariamente se dedica a la pesca. La investigadora señala que en México, la población pesquera es mucho mayor a lo que alcanzan los recursos, ya que solo se otorga a alrededor del 65 por ciento de los pescadores, y actualmente no se sabe a quiénes.

“Respecto a la distribución de este año (…) ahora el tema es que empezó la difusión, se pausó por la veda electoral y ahora que en teoría deberían de reactivarla, no está claro quiénes van a ser los beneficiarios, si ya terminaron, si les va a caer recurso, muchos recibieron las tarjetas del bienestar y no han recibido ningún fondo”, dice.

Sara Chávez explica que desde el 2018, la organización Causa Natura ha presentado los análisis de sus investigaciones en las oficinas de la Conapesca y también participa en algunos grupos donde trabajan directamente con ella, sin que a la fecha haya resultados.

“Desde hace un año que se publicó este programa llevamos estas recomendaciones con un grupo de senadores y diputados pertenecientes a la Comisión de Pesca y de Agricultura y Ganadería y teníamos el mismo reclamo, pero no vemos a la Conapesca querer escuchar y mejorar estas recomendaciones”, menciona.

Entre controversias

La plataforma “Pescando datos” señala que durante el 2020, en el padrón de beneficiarios se reportaron 191 mil 859 registros con las variables de beneficiario, entidad, sexo y monto, de los que se registraron mil 770 duplicados. No obstante, indica que con la información proporcionada no se puede saber si son homónimos o se trata de beneficiarios que recibieron doble apoyo.

En febrero pasado, el entonces titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, Raúl de Jesús Elenes Angulo, anunció el inicio de Bienpesca 2021 con una primera dispersión de casi 90 mil beneficiarios y dijo que el resto de los beneficiarios era de aproximadamente 120 mil.

De acuerdo con la información difundida a través de un comunicado, los productores pesqueros acuícolas inscritos en el Padrón de Productores de Pesca y Acuicultura para este año son 201 mil 714 beneficiarios; y hasta ese momento, los primeros 88 mil en recibir su apoyo ya contaban con la tarjeta del Banco del Bienestar.

También puedes leer: Las dudas del proyecto de programas sociales