El expediente de Betsy Wang y su denuncia pública contra Hernán Belden en 2009 pudo ser también una estrategia electoral contra el ex diputado.

Porque un convenio de colaboración entre la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado durante la administración de Natividad González Parás muestra que Betsy trabajaba para priistas.

Y cuando denunció públicamente mediante un desplegado, en mayo de 2009, que Hernán Belden le debía 71 mil 500 dólares y no quería pagarle, el ex diputado era el candidato panista para el distrito 18 local.

Además, Betsy Wang tiene un largo historial de relaciones laborales con gobierno priistas.

Porque sus primeros negocios fueron desde la administración de Benjamín Clariond Reyes, gobernador sustituto entre 1995 1996.

En el convenio con la administración de Natividad González Parás, firmado el 1 de septiembre de 2008, Betsy Wang se compromete a operar la oficina de representación del gobierno de Nuevo León en Shangai, República de China, a cambio de una paga de 7 mil dólares mensuales.

La vigencia del contrato es hasta el 31 de agosto de 2009 y está firmado por el subsecretario de Inversión Extranjera y Comercio Internacional de Nuevo León, Andrés Franco Abascal, así como por el secretario de Desarrollo Económico Alejandro Alberto Carlos Páez Aragón.

Betsy Wang es una mujer nacida en China, pero que llegó a Monterrey cuando se casó con un restaurantero para establecer el negocio Dragón Chino, a finales de los 80s.

A finales de los 90s inició su relación de negocios con gobiernos priistas y se divorció, para luego dedicarse a las relaciones internacionales entre China y Nuevo León.

Así que lugo conoció al entonces director de la Comisión de Pymes de Caintra, Belden Elizondo, quien tiene la compañía de piezas de plástico llamada GESA S.A. de C.V.

La mujer de origen asiática y el candidato a legislador panista hicieron una relación de negocios porque Belden Elizondo requería de unos bujes, piezas de cobre para su maquinaria, que podían llegar de China.

Entonces Betsy Wang se convirtió en su proveedora.

Pero Belden Elizondo contrató una deuda con la empresaria.

Según Betsy Wang en su denuncia pública hecha en mayo de 2009, el monto de la deuda llegó a los 71 mil 500 dólares sin que existiera de por medio un acuerdo para liquidar el dinero por parte del panista.

La comunicación entre Belden Elizondo y la empresaria se rompió.

Así que justo en la campaña del panista como candidato a la diputación, Betsy Wang recurrió al abogado Patricio O´Farril para buscar una alternativa jurídica.

Según la versión de la empresaria asiática la compañía GESTA no tenía los activos para pagarle.

De tal manera que junto a su abogado, O´Farril, decidieron publicar una desplegado en los medios locales para divulgar la deuda y exigir a Belden Elizondo que pagara los 71 mil 500 dólares.

En la publicación, que firmó O´Farril, argumentaron que el panista había incurrido en gasta dinero ajeno, porque la deuda con los productores de las piezas de cobre no estaba a nombre de Belden Elizondo.

También, en la acusación pública citaban el slogan de campaña de Belden Elizondo.

Decían que el lema del panista: ”Rendición de cuentas, explicar y justificar nuestros actos”, no era digno del entonces candidato a legislador local.

Además, que la deuda del presidente de la comisión de Pymes de la Caintra contradecía los valores de un hombre que quería representar a los ciudadanos.

Y que aunque habían buscado una solución renegociando la deuda con Belden Elizondo, éste no había accedido a pagar.

Que solamente había ofrecido, a través de su representante jurídico, pagarles el 20 por ciento del adeudo porque en GESTA no había capital y además había otros acreedores que exigían sus pagos.

Después de la difusión, de ese desplegado, Belden Elizondo publicó al día siguiente su respuesta.

El panista refutó la denuncia pública que habían hecho Betsy Wang y el abogado Patricio O’Farril.

También, Belden Elizondo difundió que si quienes lo acusaban públicamente tenían argumentos y pruebas sobre la presunta deuda, que entonces presentaran esas evidencias ante los tribunales para llevar el caso por la vía legal.

La acusación no llegó a los tribunales, pero hasta hoy la parte acreedora asegura que la empresa GESTA de Belden Elizondo no cumplió con el pago de la deuda.

Y que había otros acreedores que también exigían el pago de adeudos a la compañía que Belden Elizondo tiene en la calle Lerdo de Tejada, dentro del Parque Industrial El Lechugal, en Santa Catarina.

Pero gracias al convenio de Betsy Wang con el gobierno de Natividad González Parás, ahora también se deduce que pudo haber un aliciente electoral en el ataque público de la empresaria asiática contra Belden Elizondo.