¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Vuelo2431

Avionazo en Durango esquiva tragedia

Indigo Staff

De milagro casi 100 pasajeros sobrevivieron ayer al desplome e incendio de un avión de la empresa Aeroméxico en Durango cuando intentaba despegar en medio de una tormenta con fuertes rachas de viento


Ago 1, 2018
Lectura 6 min
portada post

Entre llamas, los 97 pasajeros y los cuatro tripulantes del vuelo AM-2431 lograron salir con vida instantes después de que la aeronave cayera en el aeropuerto Guadalupe Victoria de Durango.

Según información de la torre de control dada a conocer por el gobernador de la entidad, José Rosas Aispuro, una ráfaga de viento hizo descender el avión, lo que ocasionó que chocara con la pista la ala derecha y se desprendieran los motores.

“Se activaron los toboganes y salieron las personas antes de que se incendiara el avión”, dijo el mandatario, quien agregó que de las 103 personas que viajaban en el avión, solamente el capitán, Carlos Galván Meyran, se encontraba grave debido a una lesión cervical, por lo que tendría que ser operado.

Jaqueline Flores, una de las pasajeras que iban a bordo del avión Embraer E190 de Aeroméxico que se desplomó en Durango, narró cómo los pasajeros salieron del avión instantes después del siniestro a través de un espacio que se abrió a la altura del ala, y señaló que la aeronave ya se estaba incendiando desde antes de iniciar la evacuación.

“Entre llamas saltamos, caminamos mucho para alejarnos del avión. Yo creo que a la altura del ala, más o menos por ahí se abrió un espacio y saltamos. Por ahí la gente comenzó a salir”.

“Un señor que caminaba con nosotros sí venía ensangrentado, pero yo lo que veía era mucho fuego, empezamos a orar por la gente que seguía adentro del avión, porque seguramente sí hay quemados. Una de las niñas que salieron con nosotros llevaba las piernitas quemadas por la parte de atrás”.

Jaqueline, quien viajaba con su hija, aseguró que el percance ocurrió cuando el avión ya había despegado, y fue instantes después cuando cayó, al parecer por la lluvia intensa.

A pesar del percance, se dijo afortunada porque sólo tuvo una lesión menor en un pie y una pequeña herida en la mano causada por apoyarse en una de las partes averiadas del avión.

“Yo me siento bendecida y agradecida con Dios porque estoy aquí completa y sin quemaduras”.

Otro de los pasajeros, que viajaba en clase preferente, narró que la aeronave tardó entre 3 y 4 minutos para que explotara y fuera consumida por el fuego.

“La señora y yo veníamos en clase Premier y por eso salimos rápido, pero sí estaba saliendo la gente, tardó un buen rato, como unos 3 minutos para que comenzara a explotar”, narró el hombre de aproximadamente 50 años a medios locales.

El pasajero dijo que el avión no alcanzó a despegar, ya que al parecer una fuerte corriente de aire lo impidió.

“El avión se tardó un rato en despegar, el aire lo traía a favor, todo bien, pero no alcanzó a despegar, como que lo agarró una corriente muy fuerte, debió de haber caminado unos 2 o 3 kilómetros todavía ya en tierra”, agregó.

Por su parte, Andrés Conesa, Director General de Aeroméxico dijo que los gastos médicos los pagaría la aerolínea y que lo importante era que no había habido pérdidas humanas.

“No hay pérdidas humanas gracias a la pronta acción de la tripulación”, dijo Conesa.

El empresario además informó que el avión Embraer 190 recibió su último servicio mayor en febrero y que tiene cuatro años como parte de la flota de Aeroméxico.

“Está, al igual que todos nuestros equipos perfectamente mantenido (…), está (el avión) cumpliendo 100 por ciento con todos los estándares que se establecen”, sostuvo en conferencia de prensa para después informar que la aeronave tiene 10 años de antigüedad.

En números

Vuelo: AM-2431 Durango-CDMX

Hora del accidente: 16:00 hrs

Avión: Embraer 190

Matrícula: XA-GAL

99 pasajeros (2 infantes) y 4 tripulantes

Fallecidos: 0

Heridos hospitalizados: 49

Heridos de gravedad: 1

Investigaciones y reacciones

La Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y la PGR informaron que ya iniciaron las investigaciones para determinar las causas del accidente y los probables responsables.

“La prioridad es dar el apoyo a los pasajeros del vuelo. La SCT estará al pendiente de esta atención de manera adecuada; es responsabilidad de la aerolínea esta atención y en ello estará supervisando la autoridad”, dijo Gerardo Ruiz Esparza. El titular de la SCT agregó que se integró la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, en la que participarán representantes de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), los colegios profesionales de la industria, así como los representantes del fabricante Embraer.

Por su parte, la PGR informó que ya inició una carpeta de investigación.

“Por instrucciones del Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República, Alberto Elías Beltrán, elementos de la PGR, entre agentes del Ministerio Público y personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), se trasladaron al lugar de los hechos”, dijo la dependencia.

Después de que se verifique que no hay riesgo de explosión, los peritos de la PGR ingresarán a la aeronave para recabar pruebas.

Asimismo, la empresa brasileña Embraer envió a un grupo de técnicos para indagar las razones del accidente y manifestó que cooperaría con las autoridades.

“La compañía se encuentra lista para apoyar a las autoridades en la investigación. Para ese fin, un grupo de técnicos fueron enviados a la escena del accidente”, dijo la empresa a través en un comunicado.

Tanto el actual mandatario de México como el virtual presidente electo mostraron muestras de solidaridad y cariño para las víctimas del accidente y sus familias.

“La tripulación y pasajeros del avión accidentado en Durango ya se encuentran localizados y reciben atención médica; al momento, afortunadamente no hay reporte de víctimas fatales. Toda mi solidaridad y deseos de pronta recuperación para los heridos”, publicó Enrique Peña Nieto en Twitter.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador mandó un fuerte abrazo a los familiares y a las víctimas del avionazo de Durango.

“Les mando un abrazo fuerte, fuerte, fuerte”, dijo a los medios de comunicación al salir de su casa de transición el día de ayer.

Comentarios