El panista Francisco Vega de la Madrid se perfilaba anoche como ganador de la elección por la gubernatura de Baja California, confirmando este estado como un bastión blanquiazul.

Los resultados preliminares indicaban una victoria de “Kiko” Vega sobre el priista Fernando Castro Trenti, en una elección marcada por el abstencionismo y por una serie de incidentes violentos como la quema de urnas y la detonación de una bomba molotov en la casa de una candidata a regidora.

El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), reportaba hasta hoy a las 01:00 horas (23:00 horas tiempo local) una ventaja de cuatro puntos para el aspirante blanquiazul.

El PREP había contabilizado el 50 por ciento de las actas electorales, marcando una tendencia favorable y casi irreversible para el panista postulado por la coalición “Unidos por Baja California”, conformada por el PAN, PRD y Nueva Alianza.

Lo cerrado de la contienda en Baja California -la única que estaba en juego ayer en la jornada electoral-  originó que los dos aspirantes se proclamaran ganadores en este estado que ha sido gobernado por el PAN en los últimos 24 años desde la histórica victoria del panista Ernesto Ruffo Appel en 1989.