Aumentan acusaciones de empleados de ASF

La denuncia interpuesta ante la Comisión de Vigilancia de la ASF del Congreso de la Unión por hostigamiento destapó casos más graves, como acoso sexual

La denuncia interpuesta ante la Comisión de Vigilancia de la ASF por hostigamiento destapó casos más graves

La denuncia interpuesta ante la Comisión de Vigilancia de la ASF por hostigamiento destapó casos más graves

Comparte esta nota

La denuncia que empleados la Dirección General de Investigación (DGI) de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) interpusieron la semana pasada por hostigamiento destapó casos de favoritismo y acoso sexual.

Dos exempleadas, que solicitaron resguardar su identidad, denunciaron haber sido víctimas de comportamientos hostiles por parte de quienes dirigían sus áreas de trabajo.

Una de ellas, quien laboró durante casi cinco años en la Dirección General de Responsabilidades a los Recursos Federales en Estados y Municipios (DGRRFEM), acusó “favoritismo a las ‘novias’ de los jefes.

“Una chica que entró a hacer servicio (social) se hizo novia del director de área, Marco Antonio Mondragón Catarino, y por ello le dieron una plaza de estructura”.

Además, señaló que una mujer fue acosada sexualmente por un director de nombre Daniel Tolama, “y sigue ahí, a ella solo la cambiaron de área. Es frustrante que coarten tu derecho al trabajo con prácticas discriminatorias y humillantes”.

La otra denunciante, quien también trabajó en la DGRRFEM, señaló que fue víctima de acoso por parte del subdirector y jefa de departamento, Jorge Guevara Mijarez y Lizbetb Jacaranda Orozco, respectivamente.

“Jorge me invitaba a comer constantemente y yo rechazaba sus invitaciones, situación que le comenté a Lizbetb y resultó que ella me pidió expresamente no salir con él”, al notar la insistencia, “comenzó a acosarme laboralmente: me asignaba más trabajo que a los demás auditores”, explica.

Además, en una ocasión que tuvo que viajar por cuestiones de trabajo le dijeron: “Como usted no pasa a saludar ni a despedirse, y eso no le gusta al licenciado Marco, entre Jorge y él decidieron que usted viaje en autobús para que considere pasar a saludar y no ser tan seria”.

Añade que cuando decidió renunciar inventó una excusa relacionada con un problema familiar, ya que, de haber señalado los tratos de los que fue víctima, “sales como la peor persona de la ASF”.

Te puede interesar: ASF: entre acoso y hostigamiento, señalan empleados

Salir de la versión móvil